Noticias Destacadas SPV Sevilla


20 de noviembre de 2022

¿Hay que declarar la indemnización por despido en la Renta y a partir de cuánto se tributa?

En caso de despido, hay que conocer muy bien las condiciones del mismo para saber si es necesario o no tributarlo y no caer en confusiones.

Según la normativa actualizada a septiembre de este año, puede haber una serie de condicionantes que influyan a la hora de tener que incluir la indemnización por despido en la declaración de la renta del próximo año.

En el caso de tratarse de una indemnización por fin de contrato sí hay que tributarla mientras que en caso de despido, la ley cambia, ya que, en caso de se cumplan estos dos requisitos no sería necesario tributarla. En primer lugar, no habría que tributarla en caso de que la indemnización correspondiente no sea superior a los 180.00 euros. La segunda condición que debe darse para ello es que esta indemnización no sea superior a lo que corresponde legalmente. Pese a esto, como ocurre en numerosos casos, siempre hay excepciones, una de ellas es que, si el procedimiento no se ha realizado de la manera correcto, ya sea por culpa del trabajador o de la empresa, se deberá tributar. En estas situaciones es de capital importancia analizar de forma individual cada caso, ya que, dependiendo del tipo de despido (colectivo, objetivo o disciplinario) puede haber matices que se encuentran recogidos en el apartado e) del artículo 7 de la ley 35/2006.

Despido objetivo En este caso, el trabajador debe percibir el dinero correspondiente a 20 días por año trabajado con un limite de doce mensualidades. En este supuesto, la indemnización estaría exenta de tributar salvo que supere los 180.000 euros. Para que no se deba tributar, el trabajador solo debe mantener en su poder la carta del despido, y solo los trabajadores que cobren más de 180.000 euros tendrán que tributar la cantidad en la que se exceda. Puede darse otra situación y es que se trate de un despido objetivo mejorado, esto se produce cuando la empresa ofrece una indemnización superior a la legal, pero tampoco tributaria siempre y cuando esta cantidad no exceda la indemnización que tendría lugar por despido improcedente o la cantidad ya mencionada de 180.000 euros.

Tributación en caso de despido disciplinario En esta situación, el trabajador no tiene derecho a percibir ninguna cantidad. Es por esto que, si la empresa quiere abonar una indemnización, deberá reconocer la improcedencia del despido. El trabajador tendría que presentar una papeleta de conciliación laboral impugnando el despido y la empresa tendrá que reconocer la improcedencia y ofrecer la indemnización. De esta forma no se deberá tributar.

Despido improcedente En este supuesto, al no reconocerse en el Estatuto de Trabajadores, la empresa no debería indicar que es un despido improcedente. En caso contrario, Hacienda considera que la indemnización tiene que tributarse En el caso general, las empresas suelen recurrir al despido disciplinario, ya que no requiere preaviso de 15 días. En este caso, también sería obligatorio tributar la indemnización.

Fin de contrato temporal y despido colectivo Este el único caso en el que hay que declarar la indemnización en cualquier caso y por lo general, la retención es la misma que la del salario del trabajador hasta ese momento. En caso de despido colectivo, la indemnización no tributará siempre que no supere la indemnización que le corresponde al trabajador por despido improcedente y que, además, no supere los 180.000 euros. En conclusión, cualquier cifra con la que se indemnice y no supere los 180.000 euros o la cantidad en caso de despido improcedente, no tiene que tributarse en la declaración de la renta.

19 de noviembre de 2022

El Govern intenta ocultar las continuas agresiones a vigilantes en la Estación Intermodal de Palma

El Govern balear que preside la socialista Francina Armengol intenta ocultar las continuas agresiones a vigilantes en la Estación Intermodal de Palma y cifra en 23 las denuncias por este motivo desde 2020, algo que desmiente un afectado: «Yo llevo 28», afirma Rafa Leyton, coordinador de organización y portavoz de Alternativa Sindical en la conflictiva estación de tren, metro y autobuses de la capital balear, que desde hace tres años presta sus servicios en el epicentro del transporte público de Palma por donde pasan a diario más de 36.000 usuarios.

Leyton estuvo presente en la comparecencia realizada por el conseller socialista de Vivienda y Transportes, Josep Marí Ribas, en la Comisión de Ordenación Territorial del Parlament, en la que el máximo responsable político de los Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) quiso quitar hierro a la inseguridad creciente que se vive en este espacio urbano. Marí aseguró que se habían puesto cuatro denuncias en 2020, 11 en 2021 y ocho hasta mediados de 2022, los mismos tres años años que Leyton lleva trabajando como vigilante en la estación.

«Yo en tres años que llevo allí tengo 28 juicios pendientes, eso sin contar las denuncias de los compañeros. Los datos del conseller no son reales y no sé de dónde los sacan sus asesores». Es más, según afirma este sindicalista, el número de denuncias «sólo lo conoce la Policía Nacional, porque las ponemos los vigilantes de la Intermodal. Son particulares, no las tiene ni la empresa de seguridad, las ponemos nosotros». Este representante sindical también asegura que «es falso» que tras las denuncias que presentan los vigilantes, en el caso de llegarse a juicio, éstos sean acompañados por un abogado de la comunidad autónoma, como dijo el conseller.

«Esto es tan falso como que nunca se han presentado en ningún juicio», sostiene. «Es más», abunda, «tengo uno porque un argelino me puso un machete en el cuello y no se van a presentar, porque ni siquiera me han llamado para interesarse por lo que pasó. De eso, SFM no se preocupa. Sólo lo hace por actos vandálicos y grafitis». Ya en la citada comisión, el diputado del PP Lluís Camps advirtió a Marí Ribas de que las cifras de denuncias por agresiones «no cuadran» con las informaciones constantes de incidencias que se publican cada semana en los medios de comunicación. Criticó la «falta de previsión, anticipación y planificación» para atender esta problemática e insistió en que está en riesgo la seguridad de los propios vigilantes y de los usuarios que padecen los actos vandálicos.

A este respecto, el conseller recordó que el Ejecutivo balear es responsable del transporte público, no de la seguridad pública, remarcando que por eso se promueve la presencia de seguridad privada. Tras descartar que haya denuncias que se tramitan y otras no, instó al diputado del PP «a no dejarse llevar por determinadas intenciones» de presentar la instalación como un foco de permanente conflicto. Para Marí Ribas, la Estación Intermodal cuenta con la atención permanente de las policías Local y Nacional, y si «hay incidentes, se tratan, hay gente para tratarlos y se tratan como toca». Por lo que teniendo en cuenta el nivel de usuarios y las denuncias que, según él, se habrían presentado, las actuaciones son las «adecuadas».

Diferencias entre finiquito e indemnización por despido

Toda empresa debe finiquitar a sus trabajadores una vez se pone fin al contrato laboral, pero no siempre hay que indemnizar al trabajador.

Cuando acaba la relación laboral, ya sea por despido o fin de contrato temporal, siempre se habla de finiquito e indemnización. Erróneamente, se ha establecido que el finiquito y la indemnización son lo mismo, por eso a través de este artículo vamos a explicarte las diferencias y cuando se tiene derecho a la indemnización por despedido. Para empezar, todos los trabajadores tienen derecho a finiquito por fin de la relación laboral, mientras que la indemnización solo en algunos casos que más adelante detallaremos.

¿Qué es el finiquito? El finiquito es el documento que recoge la liquidación que la empresa por obligación tiene que entregar al trabajador cuando finaliza su contrato laboral. Este documento recoge la cantidad de dinero que la empresa tiene que abonar al trabajador al finalizar la relación laboral. Este finiquito debe incluir lo siguiente:

-Los días de salario del último mes. Por ejemplo, supongamos que el día 15 del mes finaliza la relación laboral con la empresa. Pues la empresa debe abonarte estos 15 días de salario.

-Los días de vacaciones no disfrutados: cada mes has ido generando vacaciones y si llegado este momento no has hecho uso de ellos, la empresa deberá abonarte esos días.

-La parte proporcional de las pagas extra no cobradas. Esto solo sería en el caso de que no estén prorrateadas en la nómina.

Además, se deben computar otras partidas laborales como las horas extra que no se hayan cobrado, pluses o gratificaciones no abonados y los anticipos por lo que deba dinero la empresa. Es posible que tu finiquito sea cero, es decir, si las vacaciones a las que tenías derecho las has consumido, las horas extras (si las hiciste) están pagadas, etc. En el finiquito solo te vendrá el salario que aún no has cobrado. Por ejemplo, si te comunican dejas de trabajar el día 15 del mes, pues tendrán que abonarte el salario correspondiente a esos 15 días.

¿Quién tiene derecho a finiquito? Todos los trabajadores tienen derecho a finiquito, tanto los que son despedidos por la empresa, fin de contrato o por baja voluntaria.

¿Cómo se recibe el finiquito? El finiquito debe ser abonado por la empresa el último día que se trabaje, teniendo que entregar al trabajador ese mismo día el documento donde se refleje todos los conceptos que debe recibir el trabajador. Es posible que la empresa no entregue este documento el último día, deberá hacerlo lo más pronto posible. Cuando se recibe el documento de finiquito o liquidación, saldo y finiquito, hay que revisar que se incluyen todas las cantidades y en caso de no estar conforme hay que firmar indicando «no conforme».

Eso sí, la empresa está obligada a darte una copia sellada, por lo que debes comprobar que ambas copias digan lo mismo antes de firmar nada. Un consejo, siempre que firmes un documento con la empresa, sería aconsejable que pongas la fecha y encima firmes, sobre todo si no se ha entregado en el último día de trabajo.

¿Qué es la indemnización por despido? Además del finiquito, en algunos casos el trabajador tiene derecho a una indemnización. ¿Qué se entiende por indemnización?, se trata de una compensación económica por la perdida involuntaria del trabajo. Si hay que indicar que solo se tiene derecho a la indemnización cuando se pierde el trabajo de forma involuntaria, ya sea por despido o fin de contrato temporal. Si la baja es voluntaria, entonces no hay indemnización. Pero ojo, cuando se produce un despido, si este es disciplinario, tampoco hay derecho a indemnización.

¿Cuánto se paga de indemnización? La indemnización dependerá del tipo de contrato y también si el despido es procedente (está justificado) o improcedente (cuando no lo está).

-Si el trabajador es despedido por causas objetivas, se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

-Finalización de un contrato temporal, a indemnización, es de 12 días por año, tal y como recoge el Estatuto de los Trabajadores.

-Cuando una empresa realiza una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y el trabajador decide poner fin a la relación laboral (no se considera baja voluntaria). Se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 9 mensualidades.

-Cuando la empresa realiza una movilidad geográfica, al igual que en el anterior caso, el trabajador puede rescindir el contrato y tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

-Cuando se finaliza la relación laboral por muerte natural del trabajador, se tiene derecho a una indemnización de 15 días de salario.

-Si el trabajador ha iniciado un proceso judicial por incumplimientos de la empresa, como por ejemplo no pagar los salarios, modificaciones del contrato sin seguir lo establecido en la ley u otros incumplimientos graves y se declara la finalización de la relación labora, la indemnización pasa a ser la de un despido improcedente, es decir 45 días por año por los periodos trabajadores antes del 12/02/2012 y d 33 días por año a partir del 12/02/12 hasta un máximo de 24 mensualidades.

-También se tiene derecho a una indemnización de 1 mes de salario, cuando se está contratado directamente por un empresario y no a través de una empresa y se produce la muerte del trabajador, declaración de incapacidad o jubilación del empresario.

¿Cuándo no se tiene derecho a indemnización? No se tendrá derecho a indemnización cuando la relación laboral finalice por las siguientes causas.

-Sea el trabajador quien pida la baja voluntaria.

-Por despido disciplinario por haber realizado una conducta sancionable, como recoge el 

-Estatuto de los Trabajadores en su artículo 54 o el convenio colectivo.

-Cuando no se supera el periodo de prueba.

-Cuando se deja de trabajar por mutuo acuerdo entre empresa y trabajador.

-Si el trabajador se jubila o deja de trabajar por serle reconocida una incapacidad permanente

-Al finalizar un contrato de formación y aprendizaje o un contrato de prácticas
¿Qué pasa si la indemnización no es correcta o no está justificado el despido?

Es posible que en ocasiones la empresa no haya calculado bien la indemnización o la empresa simplemente quiera desprenderse de ti y te haga un despido disciplinario sin haber cometido ninguna falta grave. En estos casos, habrá que indicar que no se está conforme y presentar la llamada papeleta de conciliación en un plazo de 20 días desde que se es notificado.

Normalmente, cuando se acude al acto de conciliación por reclamación de cantidades erróneas, se suele llegar a un acuerdo. Sin embargo, si la causa de esta reclamación es por reclamar un despido improcedente o bien su nulidad, la cosa suele terminar en los tribunales. Si estás más interesado en este tema, te aconsejamos leer este artículo «Así de fácil es despedir a un trabajador hoy en día«.

18 de noviembre de 2022

El sector de la Seguridad Privada cerró 2021 con un incremento de la facturación del 5,1%


El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada alcanzó una facturación de 4.431 millones, según el informe de APROSER

El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada, marcado por los primeros síntomas de recuperación de una pandemia sin precedentes que impactó en toda la actividad económica, ha cerrado con una facturación de 4.431 millones de euros. Así se desprende del Estudio Económico sobre el Sector de la Seguridad Privada en España, presentado por APROSER, donde aborda las cifras y datos más relevantes durante 2021.El segmento de Vigilancia del sector de la Seguridad Privada alcanzó los 2.651 millones

Por actividades, el segmento de Vigilancia alcanzó los 2.651 millones tras registrar un crecimiento del 3,6% respecto al año anterior. El área de Sistemas y Alarmas también experimentó un incremento de la facturación, del 8,2%, incremento que llevo la facturación en esta actividad a los 1.507 millones. Asimismo, tras una caída del 19,9% en el año 2020, el sector del Transporte de Fondos tan solo ha experimentado una leve recuperación del 4,5% durante este periodo.

El sector de la Seguridad Privada continuará en una senda ligeramente favorable De cara al ejercicio 2022, las previsiones apuntan a que el sector continuará en una senda ligeramente favorable y se estima que cerrará con un crecimiento de la facturación del 4% para el conjunto de la industria y del 2,5% en el segmento de Vigilancia. Conviene señalar que estas estimaciones están sujetas a las actuales y diversas incertidumbres en el escenario político y económico del país, en especial a la evolución de los tipos de interés, el tipo de cambio euro/dólar, el precio del petróleo y del gas y la ejecución de los fondos Next Generation, sin perder de vista nuevos efectos colaterales en el conflicto entre Rusia y Ucrania en los meses restantes del presente ejercicio.

La procedencia del negocio en el ejercicio 2021 crece de manera moderada en el ámbito público, cuatro puntos porcentuales más que en el último ejercicio analizado, pero todavía proviniendo del sector privado un 75%. A su vez, la facturación de las Administraciones Públicas muestra que el 52% procede de empresas públicas, la Administración Estatal aporta el 17%, la Administración Autonómica el 20% y el restante 11% proviene de la Administración Local. En cuanto a los segmentos de demanda en Vigilancia, destaca Industria y Energía junto con Comercio y Servicios, donde ambos segmentos se sitúan en el 16,5% de la facturación. A continuación, Infraestructuras de Transporte representan el 15,6% y Edificios / Instalaciones de Organismos Públicos con un 11,8%. El número de empresas distribuidas por todo el territorio nacional asciende a 1.571, de las cuales 1.355 han sido habilitadas por el Ministerio del Interior, 195 por la Generalitat de Catalunya y 21 por el Gobierno Vasco.

APROSER: El sector de la seguridad privada en España, cifras y datos más relevantes 2021

 

ACCEDE al documento de APROSER AQUÍ

Se busca personal de seguridad para trabajar en CLECE

Se busca personal de seguridad para trabajar en CLECE: Salarios a partir de los 1.227€

La empresa de multiservicios Clece busca personal para trabajar en su área de seguridad: Salarios desde los 1.200€. ¿Estás buscando empleo? El grupo multiservicios Clece, especializado en diferentes áreas, tiene disponibles 14 ofertas de empleo para trabajar como vigilantes de seguridad.

Entre todas estas oportunidades laborales, se observan 10 puestos con contratos indefinidos y 4 temporales. La ubicación de estas vacantes, están repartidas por diferentes municipios del país donde destaca la zona del levante español. En cuanto a los salarios a percibir, estos se regirán por el convenio colectivo de seguridad privada, partiendo desde los 1.200€ mensuales. En esta noticia te damos la información necesaria, para conocer al detalle qué perfil se pide y las condiciones que se ofrecen. Además, te guiaremos para que puedas entregar el currículum a Clece de una manera sencilla y rápida.

Oferta de empleo para trabajar como vigilantes de seguridad en la empresa Clece Clece seguridad, ofrece soluciones integrales de protección y seguridad a empresas, personas y otras instituciones, con un total de 1.052 instalaciones protegidas. Actualmente, se han anunciado 14 ofertas de empleo para la selección y contratación de vigilantes de seguridad y así reforzar su plantilla de más de 2.400 empleados. Los requisitos a cumplir para poder optar a estos cargos profesionales, son:

-Estar en posesión del TIP (expedido por el Ministerio del Interior).
-Disponibilidad horaria.
-Licencia de armas (puestos específicos).

Si cumples con este perfil, debes tener en cuenta que las condiciones pueden variar de una oferta de empleo a otra. El 71% de ellas cuentan con contratos indefinidos, mientras que el resto son de tipo temporal y donde el horario suele ser de lunes a domingos con los descansos establecidos. Respecto al salario, como mencionamos al inicio, se basará en su convenio colectivo, donde se puede percibir desde los 1.227€ de un vigilante hasta los 1.439,64€ de un inspector. Es importante, que revises aquella oportunidad laboral en la que quieras inscribirte, para comprobar las condiciones que se ofrecen y así asegurarse del tipo de contrato, turnos y horarios (fijo o de duración determinada, jornada parcial o completa, etc.)

Cuáles son las ofertas de empleo disponibles para trabajar en Clece Seguridad Estas son las 14 vacantes existentes para trabajar en el área de seguridad en Clece, donde encontramos los siguientes puestos de trabajo.

-Inspector de seguridad en Alicante.
-Vigilantes de seguridad con armas en: Cádiz y Sevilla.
-Vigilantes de seguridad en: Supermercados de Barcelona y Valencia.
-Barcelona provincia (certificado de discapacidad).
-Burgos.
-Área metropolitana de Barcelona.
-Adeje, Santa Cruz de Tenerife.
-Barcelona.
-Barbastro, Huesca.
-Lleida.
-Breña Baja, Santa Cruz de Tenerife.
-Industria en Burgos.
-Cómo enviar el currículum e inscribirse a estas ofertas de empleo

Si cuentas con el TIP, disponibilidad horaria y estás buscando un puesto de trabajo como vigilante de seguridad en Clece, estas ofertas de empleo son para ti. Dado la gran demanda de candidaturas que existen, te aconsejamos que dediques 5 minutos a la edición de tu CV. Para ello, intenta que sea un documento legible, con buena presentación y sobre todo que esté actualizado. Después de tener todos estos detalles en cuenta, puedes seguir estos sencillos pasos: Accede al portal de empleo de Clece.

Si aún no tienes la tarjeta de identificación de personal y no puedes trabajar como vigilante de seguridad en Clece, no te preocupes y visita otras ofertas de empleo. Además, si quieres buscar más oportunidades laborales en tu provincia, solo debes entrar a dicha sección y apuntarte a la vacante que mejor encaje con tu perfil laboral.

VALLADOLID: Detenido un individuo por un presunto delito de hurto de material ferroviario

•Fue sorprendido “in fraganti” por un vigilante de seguridad

•El varón se encontraba introduciendo cuatro ruedas de tren en una furgoneta

•El material sustraído, que asciende a 3.200€, fue recuperado y entregado a los responsables de las instalaciones

Agentes de la Policía Nacional han detenido, al mediodía del pasado día 09 de noviembre, a un varón de 46 años de edad y sin antecedentes policiales, por un presunto delito de Hurto de ruedas de ferrocarril. La patrulla policial, tras ser comisionada por la Sala CIMACC 091, acudió a las instalaciones de un taller en las afueras de esta capital, debido a que un vigilante de seguridad tenía retenido a un varón que trataba de apoderarse de material del recinto.

Los agentes actuantes, tras entrevistarse con el individuo, procedieron a su detención y a la intervención de los efectos sustraídos, siendo debidamente entregados a los responsables. Los objetos recuperados fueron valorados en 3.200€. El detenido fue puesto en libertad con cargos tras prestar declaración en las dependencias policiales de Parquesol. La detención fue realizada por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Valladolid.

Badalona sustituye agentes de la Guàrdia Urbana por vigilantes de seguridad privada

Un decreto de emergencia permite recuperar ocho agentes, cuatro patrullas de seguridad ciudadana, que hasta ahora realizaban labores de vigilancia en edificios municipales.

Una de las consecuencias de la huelga encubierta que mantienen desde hace cuatro días unos 70 agentes de la Guàrdia Urbana de Badalona que protestan por el impago de horas extraordinarias y la situación material del servicio policial, es la falta de patrullas de seguridad ciudadana por las calles de la ciudad. Para paliar este déficit, a parte de un refuerzo de nueve patrullas de Mossos d’Esquadra, el gobierno municipal ha aplicado un decreto de emergencia para sacar a la calle ocho agentes, que son cuatro patrullas, que habitualmente realizan servicio de vigilancia en edificios municipales.

El decreto permite contratar a una agencia de seguridad privada para realizar servicios de vigilancia las 24 horas del día en edificios municipales. Tres turnos de ocho horas para controlar el acceso al edificio del Banc Central, vigilancia sin arma, los días laborables de lunes a viernes. También tendrán a su cargo la vigilancia el control de accesos al edificio de la Casa de la Vila y el de las oficinas centrales en el edificio El Viver. La medida que aplica de urgencia el gobierno municipal responde a la negativa a lo que se considera un chantaje por parte de los agentes que desde hace tres días no van a trabajar por bajas laborales por indisposiciones varias. Por parte de los sindicatos, se mantienen las medidas de presión y aseguran que no se trata de una huelga encubierta, sino que cada agente ha demostrado su incapacidad temporal para mantener su puesto de trabajo.

En paralelo, el sindicato PSU convoca de nuevo una concentración en la plaza de la Vila a las cuatro de la tarde para reiterar sus protestas por la situación en la que se encuentra el cuerpo policial local en Badalona. Los agentes consideran que las deficiencias materiales y de personal se eternizan sin que se aviste una solución a corto plazo, por lo que exigen medidas urgentes.

El TSJ de Canarias avala el despido de un vigilante que hizo una 'peineta' a una cámara de seguridad

Considera probado que dedicó parte de su jornada laboral a inspeccionar las pertenencias de sus compañeros, y que el gesto hecho hacia la videograbación demostró una “absoluta falta de respeto” por ellos y la empresa.

La Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha avalado el despido de un vigilante de seguridad de Tenerife porque, entre otros motivos, hizo un gesto con la mano conocido como peineta cuando sabía que estaba siendo observado por una cámara de vigilancia. En primera instancia, el Juzgado de lo Social determinó que debía ser readmitido en idénticas condiciones, pero ahora el TSJC anula esa resolución y considera faltas muy graves las cometidas el 24 y 25 febrero de 2015, en cuanto que estima que el trabajador lesionó la confianza mutua que debe presidir una relación laboral y aprovechó que se encontraba solo en su lugar de trabajo para inspeccionar las pertenencias de sus compañeros.

Un hecho que la Sala opina que va en contra de la intimidad de esos trabajadores a lo que se suma que al parecer dedicó parte de su jornada laboral a descubrir lo que guardaban en sus mesas, intentando incluso acceder a una tablet para ver su contenido. El gesto de la peineta es interpretado por la Sala como “una absoluta falta de respeto hacia sus compañeros y a la empresa ”al conocer la existencia de una cámara y su ubicación“ y el TSJC considera que se está ante ”un quebranto manifiesto de la confianza“.

Según la sentencia, ese día cogió unos papeles de la mesa de directivos y los leyó detenidamente pese a saber que su contenido era reservado y confidencial, luego procedió a hacer la “peineta” frente a la cámara mientras daba vueltas por la oficina en una actitud que fue declarada como “burlona”. También se le reprocha el uso de un sello para lo que no estaba autorizado, que realizara diversas acciones con el fin de no ser captado por la cámara, que manoseara los equipos informáticos pese a que se le advirtió que no lo hiciera y que se llevara un objeto de la oficina.

El despido tuvo lugar un mes más tarde. El vigilante basó su defensa en que no se les había informado de la colocación de estas cámaras y que además estas permanecen escondidas. El TSJC da por probado que utilizó los objetos de forma descuidada y en el caso de los aparatos electrónicos se le acusa de intentar abrirlos para conocer su contenido. El fallo judicial refleja que el día 25 tras apagar la luz y la pantalla del ordenador se puso a dormir, lo que es interpretado como una falta de cumplimiento de sus obligaciones.

El centro de trabajo dispone de cámaras de vigilancia por motivos de seguridad, tal y como sabía el trabajador, no sólo de su existencia sino también de su ubicación y de hecho, el vigilante pertenece al comité de empresa y hacía años que venían denunciado la utilización de cámaras e incluso llegó a presentar varios recursos ante Inspección de Trabajo que no tuvieron resultado alguno. En primera instancia el Juzgado de lo Social declaró nulo el despido y obligó a la empresa a readmitirlo con idénticas condiciones, resolución que ahora anula el TSJC.

La Policía cree que el asalto a la presidenta del Grupo Eulen solo tenía como objetivo el robo de su coche

La presidenta declara ante la Policía que no había recibido ningún tipo de amenaza

La Policía Nacional sospecha que al asalto a la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, cerca de su chalé en Aravaca (Madrid) fue para robarle el vehículo Mercedes Benz AMG en el que viajaba y que conducía su escolta. El coche de la empresaria, que acababa de adquirir el pasado verano, fue bloqueado por dos turismos y de ellos se bajaron dos hombres armados y encapuchados que encañonaron a su automóvil. Todo ocurrió en la madrugada del pasado lunes con dos armas supuestamente simuladas. No contaban conque el conductor era un vigilante de seguridad, llamado Jesús, que salió del vehículo y efectuó varios disparos al aire para espantar a los supuestos ladrones.

Desde un principio, los agentes pensaron que se trataba de una tentativa de robo con violencia de vehículo por la reacción de los asaltantes, que en cuanto vieron que el escolta tenía una pistola y disparaba optaron por huir. Cree la Policía que, por la reacción de estos delincuentes al escapar a toda velocidad, no pudo ser obra de un grupo organizado que tratase de secuestrar o atacar a la empresaria, de 65 años, en las cercanías de su residencia en Aravaca.

Los asaltantes, siguiendo la suposición policial, empezaron a ir detrás del vehículo. Cuando el coche ya iba a poca velocidad por las calles del barrio de Valdemarín uno de los vehículos perseguidores aceleró y se puso delante, cortándole el paso, y el otro se colocó detrás. Jesús dio marcha atrás y fue en ese momento cuando golpeó la farola y el muro de una urbanización. Este método es habitual en los grupos que actúan de esta forma para robar coches de alta gama. En este caso, el Mercedes Benz de la empresaria es un automóvil premium que puede estar valorado en unos 200.000 euros.

Justo en el lugar donde sucedió el asalto hay una urbanización privada que dispone de cámaras de seguridad que enfocan a esa calle y que quizás sirvan para la investigación. Además, los agentes están revisando las cámaras de tráfico y de seguridad de la zona. Sanitarios del Samur-Protección Civil acudieron al sitio para atender a la presidenta de Eulen debido a que había sufrido un ataque de ansiedad, señalaron fuentes de Emergencias Madrid.

La empresaria víctima del robo declaró ayer en comisaría durante varias horas. Aseguró que no ha sufrido ningún tipo de amenazas y que no pudo ver los rasgos físicos de los ladrones debido a que iban encapuchados. La Policía cree que fue clave la reacción del vigilante de la presidenta que tras efectuar los tres disparos al aire provocó la estampida de los ladrones. Este vigilante es una persona de máxima confianza de María José y ya fue escolta de su padre, ya fallecido. Tiene 53 años y acompaña a todos los lugares a la empresaria. Trabaja en la sección de Seguridad de Eulen y es uno de los vigilantes más veteranos.

«Jesús es el verdadero héroe. Su reacción fue proporcional y de defensa al ver que corría peligro la vida de María José», señalaron fuentes del entorno de la propietaria del Grupo Eulen. Además, indicaron que es la primera vez que María José sufre un incidente o intento de robo en su vida.
La empresaria víctima de este asalto es hija del fundador de la bodega Vega Sicilia, David Álvarez, así como accionista minoritaria de El Enebro, sociedad que actualmente es titular de la mayoría de las acciones de la empresa vinícola. A finales de octubre, el Tribunal Supremo (TS) dictaminó a favor de un recurso de casación presentado precisamente por María José, un hermano suyo y su padre (fallecido durante la tramitación del pleito) por un litigio familiar respecto a Bodegas Vega Sicilia.

En concreto, el Supremo falló contra la junta de accionistas de Vega Sicilia en 2013 por considerar que sus decisiones constituían un abuso de derecho contra el fundador porque los socios conseguían que El Enebro dejara de controlar la bodega. La presidenta de Eulen se situó del lado del fundador, mientras que en la junta de accionistas y del lado contrario estaban otros cinco hijos de David Álvarez.

El Gobierno andaluz promete a los Guardas Rurales la contratación de servicio de vigilancia y asistencia para fincas de caza

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO Andalucía se reunió el martes con personal de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. Los Guardas Rurales Andaluces mostraron a los representantes del Gobierno andaluz la problemática y las necesidades del sector además de reclamar la puesta en marcha de la promesa electoral del Partido Popular andaluz.

El PP prometió al colectivo de profesionales de la caza incentivar la contratación de Guardas Rurales para vigilancia y asistencia a la gestión de fincas cinegéticas en Andalucía en su programa electoral. En representación de FTSP USO-A estuvo Víctor Villalobos, responsable regional de Guardas Rurales. Como miembro de la Comisión Ejecutiva de USO-A estuvo Eva Babiano. Y por la Administración estuvieron el Viceconsejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, Sergio Arjona Jiménez, y Giuseppe Aloisio, Director general de Medio Natural de la Junta de Andalucía.

En representación del sector estuvieron los Guardas Rurales José Antonio Vilán Raposo, de Cádiz, y Jesús López Flores, de Huelva. Entre los temas a tratar en la reunión se encontraba la regulación y refuerzo de la figura del Guarda de Caza en Andalucía. Los Guardas reclaman su equiparación a otras autonomías y la demanda de ayudas económicas por parte de la Junta de Andalucía para la contratación de Guardas Rurales en ayuntamientos, cooperativas agrícolas y ganaderas y cotos de caza.

BARCELONA: Un hombre roba en un local de Sants y agrede al vigilante cuando lo pilla 'in fraganti'

Un hombre roba en un local de Sants y agrede al vigilante cuando lo pilla 'in fraganti'. Un policía fuera de servicio colaboró con el trabajador para detenerlo.

Enésimo robo en un local de Barcelona. Esta vez ha ocurrido en Sants, donde un hombre robó en un establecimiento y agredió al vigilante de seguridad cuando le pilló in fraganti. Los hechos ocurrieron este lunes, 14 de noviembre. En concreto, la agresión se produjo cuando el ladrón intentó huir del lugar de los hechos.

DETENCIÓN Finalmente, gracias al trabajador del establecimiento y a un agente de la Policía Nacional fuera de servicio, pudieron detener al responsable.

17 de noviembre de 2022

El testimonio del escolta de la presidenta de Eulen: disparó dos veces a los atacantes al grito de "policía"

El escolta de la presidenta de Eulen, con años de experiencia, consiguió atemorizar a los ladrones disparando al grito de "policía" cuando regresaban a su casa de una cena en un restaurante
 La presidenta del Grupo Eulen María José Álvarez.

El escolta de la presidenta de Eulen, María José Álvarez, tuvo un papel fundamental en frenar el intento de robo del pasado lunes. Jesús, que tiene años de experiencia en este trabajo, manifestó a los investigadores que disparó a los asaltantes en dos ocasiones al grito de "policía" y que posteriormente huyeron del lugar al escuchar las detonaciones, según han informado a Vozpópuli fuentes de la investigación.

Jesús fue el encargado de trasladar a su jefa el pasado domingo por la noche hasta su habitual restaurante cercano, que está ubicado a menos de un kilómetro de su casa en el barrio de Valdemarín. Allí quedó con varias personas cercanas y permaneció varias horas en su interior. Dejó estacionado el Mercedes-AMG SL 55, valorado en más de 184.000 euros, en el aparcamiento subterráneo del local.

Los investigadores de la Policía Judicial sospechan que los ladrones vieron el modelo de lujo y decidieron seguirlos en dos vehículos. En un momento dado, debido a la estrechez de la calle y a la zona, uno de los coches de los ladrones, un Renault Megane Scénic se puso delante y les frenó el paso. Por detrás se ubicó el otro vehículo de los asaltantes para frenar su huída.

El escolta disparó al grito de "policía" El escolta de la empresaria realizó una maniobra brusca y el vehículo impactó contra una farola. Ahí fue cuando Jesús mandó a María José Álvarez que saliera del coche y se tumbara en el suelo. Del Renault salieron dos hombres armados, según las primeras pesquisas con armas simuladas, que encañonaron a las dos víctimas.

El escolta de la presidenta de Eulen sacó su pistola y efectuó dos disparo al grito de "policía". Ese fue el momento en el que el grupo de ladrones salió corriendo de la zona. El intento de robo duró apenas un minuto pero se vivieron instántes de tensión. Jesús no supo aclarar a los agentes si las balas llegaron a impactar en los atacantes o en su vehículo. La Policía Nacional está haciendo gestiones para aclarar si el Renault usado figura como vehículo sustraído. Esa es la hipótesis que más cobra fuerza entre los investigadores del caso.

No había recibido amenazas previas La presidenta de Eulen señaló a los investigadores que no había recibido amenazas previas aunque reconoció los problemas que tiene con sus hermanos. También elogió la actuación de su escolta, que pudo haber salvado su vida. Los agentes de la Policía Nacional sospechan que la banda le tendió una emboscada en el barrio de Valdemarín con el objetivo de robar el coche y el dinero que llevaba encima la empresaria. Otra de las hipótesis es que la banda buscara raptar a la empresaria y acceder con ella a su domicilio.

La Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Madrid se ha hecho cargo de las diligencias. Los agentes ya tomaron declaración a la presidenta de Eulen y también a su escolta. Certificó punto por punto lo que ya manifestó la madrugada del lunes cuando llamó al 091 a las 1.50 horas. Por su parte, los agentes de Policía Científica analizaron el coche en el que viajaban las dos víctimas de este asalto que aún sigue rodeado de misterio. Ese vehículo fue traslado a dependencias policiales.

El objetivo: un Mercedes-AMG SL El coche que conducían es un Mercedes-AMG SL 55, un nuevo deportivo descapotable de los más cotizados del mercado que tiene un valor de 184.850 euros. Es capaz de alcanzar los 295 kilómetros por hora. Un coche con el que se podrían obtener grandes beneficios con su venta en el mercado negro. Se da la circunstancia de que la zona donde se encontraban es de fácil fuga por estar cerca de la M-40 y la A-6. Se puede llegar en breves minutos a los diferentes puntos de Madrid. Uno de los coches usados para la emboscada es un Renault Megane Scénic, ese es el vehículo que les cortó el paso por delante. Las víctimas no pudieron identificar el coche que les cerró la parte trasera. Solo pudieron manifestar a los investigadores que su color era gris.
Cámaras de tráfico para seguir el recorrido

Los agentes creen que al menos cuatro personas participaron en el asalto, todas ellas encapuchadas para evitar su identificación. "No va a ser sencillo, hay que canalizar mucha información", advierten estas fuentes. Aparte de tomar testimonio a las víctimas, los agentes están revisando las cámaras de seguridad de tráfico de la zona. También reconstruyen el recorrido que hizo la presidenta de Eulen hasta ese punto para ver si fueron seguidos y vigilados por los presuntos ladrones. Han solicitado a la autoridad judicial las imágenes de la urbanización y del restaurante donde cenó la jefa de Eulen.

El Grupo Eulen es una compañía familiar con un capital 100% español, líder en el sector del diseño de servicios a empresas. La actividad de la entidad, fundada en 1962 por David Álvarez, está especializada en los servicios de limpieza, seguridad privada, servicios auxiliares (logísticos, generales y telemarketing), FSM, servicios sociosanitarios, mantenimiento, trabajo temporal y medio ambiente. La compañía, a la cabeza de la cual se encuentra su actual Presidenta Ejecutiva, María José Álvarez Mezquíriz, obtiene unas ventas anuales superiores a los 1.600 millones de euros.

Guerra familiar María José Álvarez ha librado desde hace años una guerra judicial contra sus hermanos por control de Eulen. Esta batalla se remonta al año 2009 cuando varios de los hijos del fundador intentaron arrebatarle el mando de la compañía. Sin embargo, en 2013, David Álvarez creó una sociedad junto a la ahora presidenta para tener el 60% de la participación de Eulen. La clave de todo este enfrentamiento se produjo en 2015 cuando murió el fundador y María José se quedó con el control de la empresa. No tuvo el respaldo del resto de los cinco hermanos que denunciaron esta decisión y la albacea que le otorgaba el control.


La solución del conflicto llegó en 2017 cuando se formalizó en una notaría la participación de la herencia del fundador y las operaciones particionales otorgadas por el contador-partidor. La actual presidenta cuenta con el 95,32% de la sociedad Daval Control, que tiene el 59,14% de Eulen.

ALMERÍA: La Policía Nacional investiga a una empresa de seguridad privada de Vera por intrusismo profesional

La actuación policial se canalizó a través de la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Comisaría de Almería

Realizaba labores de vigilancia y protección en una urbanización sin contar con la acreditación necesaria por el Ministerio del Interior. La calificación de los hechos es grave, y la empresa está propuesta para una sanción económica que oscilará entre los 6.000 y los 30.000 euros

Agentes de la Policía Nacional en Almería han propuesto para sanción a una empresa de servicios asentada en Vera, que se hacía cargo de tareas de vigilancia y protección de bienes sin contar con la acreditación pertinente del Ministerio del Interior. La investigación policial se inició en el pasado mes de julio, al haber denuncias anónimas sobre la existencia de una empresa que podría estar incurriendo en un delito de intrusismo profesional.

La Policía Nacional acudió a la localidad almeriense de Vera dónde confirmó la veracidad de los extremos denunciados, y constató como la empresa aludida realizaba tareas que suponían una grave vulneración a la Ley de Seguridad Privada, en lo referente a la prestación de actividades y servicios. Durante las vigilancias, los agentes adscritos a la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Comisaría Provincial, presenciaron como varios empleados de la empresa de servicios auxiliares, llevaban a cabo labores de vigilancia y protección en el interior de una urbanización, algo que sólo puede ser prestado por el personal de seguridad privada acreditado por el Ministerio del Interior y por medio de una empresa debidamente autorizada.

Por este motivo, la Policía Nacional en Almería procedió a la elaboración de una propuesta de sanción por una infracción de carácter grave, que será elevada a la Subdelegación del Gobierno, al confirmar que se trataría de un claro caso de intrusismo profesional que lleva aparejado una sanción económica que podría oscilar entre los 6.000 y los 30.000 euros.



SPV tumba la licitación de un contrato de seguridad porque los pliegos no se ajustaban al convenio colectivo sectorial


Damos público conocimiento de la Resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, órgano dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, por el cual, visto el recurso interpuesto por la representación legal de SPV, contra los pliegos del procedimiento de licitación del contrato de “Servicio de seguridad y vigilancia sin armas en SAS Camposoto, San Fernando (Cádiz), este organismo dicta resolución en la que se reconoce que, tras el análisis de la documentación presentada por el sindicato recurrente, y de la documentación que rige la licitación, se observa que el cálculo del coste de personal no recoge todos los conceptos retributivos contemplados en el convenio colectivo de aplicación.

En su momento, desde SPV formulamos recurso especial en materia de contratación contra los susodichos pliegos (VER AQUÍ). En concreto, señalamos que no se habían incluido los costes salariales reales, de acuerdo con lo establecido en el Convenio Colectivo Estatal para Empresas de Seguridad para el período 2021-2022 y en el próximo que entrará en vigor el 1 de enero de 2023 y extenderá su vigencia hasta 2026. En la reclamación afirmamos que según la tabla salarial correspondiente, en el pliego existía una diferencia salarial de 3,14 €/hora, sólo para 2022 y sin contemplar la subida salarial para los próximos años de un 6% para 2023 y de un 4% para 2024. Asimismo se ponía en conocimiento que el desglose de unidades y precio era muy insuficiente y faltaba por contemplar, el plus de vestuario y transporte, plus de nocturnidad y festividad, plus de Nochebuena y Nochevieja, beneficio industrial, porcentaje previsto para bajas en plantilla y gastos de uniformidad, teléfono y materiales, gastos generales, etcétera.

En consecuencia al recurso presentado por SPV, el órgano de contratación ha considerado que el expediente presenta las deficiencias indicadas por la recurrente, siendo procedente el desistimiento del mismo, en base al artículo 152.4. de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público (en adelante LCSP), aceptando las pretensiones del recurso. El Tribunal recoge en su informe que "en el presente supuesto, el sindicato reclamante impugna los pliegos por no ajustarse a lo establecido en el convenio colectivo de aplicación. Así las cosas, advertimos que existe una relación directa de la reclamación con la defensa de los intereses de los trabajadores, de manera que debe reconocerse legitimación a dicho sindicato". El órgano de contratación finaliza su exposición reconociendo que, tal y como planteaba SPV, "existen errores en el pliego de cláusulas administrativas, al no recoger todos los conceptos retributivos contemplados en el convenio colectivo de aplicación, aceptando la pretensión del recurrente y manifestando su voluntad de desistir del procedimiento".


GRANADA: Agrede a dos vigilantes de seguridad del Clínico San Cecilio al detenerlo para que no golpeara a un médico

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado viernes. 
UGT Granada ha denunciado la agresión sufrida por unos trabajadores vigilantes de seguridad durante el desarrollo de su actividad laboral.

Los hechos, según ha informado, tuvieron lugar el pasado 11 de noviembre a las 05.30 horas en el Hospital Universitario Clínico San Cecilio, cuando ambos vigilantes sufrieron lesiones al detener a una persona que intentó agredir a un médico. El supuesto autor de los hechos era el acompañante de un paciente y los trabajadores pertenecen a la empresa Securitas Seguridad España, con sede en Granada.

Desde el sindicato han señalado que no se puede permitir "que este tipo de agresiones queden impunes ante la ley". Además, han indicado que se procederá a tomar las medidas oportunas para "proteger a los trabajadores ante este tipo de delitos" y se va poner en conocimiento de las autoridades correspondientes "para que tomen parte ante esta agresión, que no debe quedar impune y ni repetirse en ningún caso".

16 de noviembre de 2022

Declaran nulo el despido de un trabajador un día después de que presentase una reclamación interna a su empresa

El Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha aplicado la garantía de indemnidad y ha declarado nulo el despido de un trabajador con contrato de duración determinada que fue expulsado de la empresa un día después de presentar una reclamación interna.

El empleado manifestó su disconformidad con la falta de pago del exceso de jornada. Le dijeron que había disminuido su rendimiento, pero en cambio, tal hecho no quedó acreditado.

Ese despido, inmediatamente después de la reclamación, imposibilitó que el trabajador efectuara ninguna reclamación judicial. La sentencia íntegra todavía no ha sido publicada pero el Supremo ha adelantado que el texto argumenta que, como regla general, las reclamaciones internas en el seno de la empresa no activan la garantía de indemnidad. Pero si un trabajador efectúa una reclamación interna e inmediatamente después es despedido, sin que la empresa acredite la existencia de incumplimientos que justifiquen la extinción contractual, la imposibilidad de formular la reclamación judicial con anterioridad al despido es imputable únicamente al empresario.

Por lo que, en ese concreto contexto temporal, opera como un indicio de la vulneración de la garantía de indemnidad que obliga al empleador a acreditar que el despido ha sido ajeno a la violación del derecho fundamental recogido en el art. 24 de la Constitución.

Defensa prescinde de la Guardia Civil para vigilar edificios oficiales y lo subcontrata a una empresa privada

  
La decisión se aplica a delegaciones y subdelegaciones de Defensa y se aplicará a partir del 1 de enero. La contrata ha recaído en una empresa que ya ha ganado otras licitaciones.

El Ministerio de Defensa ha decidido prescindir de los servicios de la Guardia Civil para vigilar las delegaciones y subdelegaciones gestionadas por este departamento, y subcontratarlo a una empresa de seguridad privada. La decisión consta en un oficio interno, al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que se detallan las fechas y las condiciones del cambio asumido por la cartera que dirige Margarita Robles. Dicho oficio, fechado este mismo lunes, 14 de noviembre, aborda el "cese de la prestación del servicio de vigilancia por parte de los efectivos de la Guardia Civil" en dichos edificios del Ministerio de Defensa, en torno a los que se articula la "organización periférica" de este departamento. A través de las delegaciones y subdelegaciones, Defensa articula su presencia administrativa en buena parte del territorio nacional.

Al tratarse de edificios oficiales, las instalaciones cuentan con un despliegue de seguridad que, hasta la fecha, recaía en la Guardia Civil. Pero eso cambiará a partir del próximo 1 de enero de 2023, cuando se sustituyan los habituales agentes del Instituto Armado por miembros de una empresa de seguridad privada.

El oficio de Defensa  Así consta en el oficio emitido desde la Subdirección General de Administración Periférica del Ministerio de Defensa, consultado por este diario. Según describe el documento, la decisión de prescindir de la Guardia Civil para el cumplimiento de estas funciones se abordó en una reunión de delegados de Defensa celebrada en La Coruña el pasado 26 de octubre. "Se informa que esta Subdirección General, en coordinación con la Unidad de Seguridad de la SDG de Régimen Interior, ha coordinado la prestación del servicio de seguridad privada a partir del 1 de enero de 2023 en las delegaciones y subdelegaciones de Defensa que se indican a continuación", reza el oficio.

A renglón seguido cita los edificios oficiales en los que no se contará con los agentes del Instituto Armado para desempeñar las labores de seguridad. El documento no detalla el precio por el que se ha adjudicado el contrato a la empresa privada ni las compañías que han concurrido en el concurso público.

La empresa adjudicataria El extremo que sí detalla el documento es que el servicio "será prestado por la empresa Grupo Sureste". Se trata de una compañía que tiene una división dedicada a la seguridad, tanto en espacios privados como en "centros públicos" y que es de sobra conocida por la Administración. En el año 2020, el Grupo Sureste informó de que el Ministerio de Defensa y la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos en España le habían adjudicado sendos contratos por valor de 65 y 3,3 millones de euros, respectivamente. En la cartera de clientes del Grupo Sureste -tal y como figura en la propia página web de la empresa- figuran otras instituciones oficiales, como la Junta de Andalucía, la Diputación de Badajoz, las Confederaciones Hidrográficas del Duero y del Segura, o los Ayuntamientos de Madrid y de Murcia, entre otros.

Según el documento remitido desde la Subdirección General de Administración Periférica de Defensa, el servicio licitado al Grupo Sureste tiene una duración de siete horas diarias, en un horario a proponer por la propia delegación o subdelegación donde se lleven a cabo las labores de seguridad. Aunque el contrato entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2023, la Guardia Civil o la Policía Nacional tendrán que dar su visto bueno a algunas de las instalaciones que tendrá que facilitar la empresa contratada.

15 de noviembre de 2022

Así es el Grupo Eulen, el imperio de la saga leonesa Álvarez Mezquiriz

David Álvarez levantó Eulen de la nada y hoy tiene cerca de 75.000 empleados

El Grupo Eulen es una de las empresas más importantes de España. Cuenta con más de 7.000 clientes en 14 países, más de 75.000 empleados en plantilla, más de 60 servicios en el mercado y ventas que superan los 1.400 millones de euros en 2020. Todo eso lo puso en marcha el leonés David Álvarez, el fundador de un imperio que ahora gestiona su hija María José, que este lunes ha sido asaltada por dos hombres armados cuando viajaba en su coche acompañada de su escolta.

«Hacer el bien me da felicidad y me da dinero. Así que no pienso dejar de hacer el bien». Dos guías tuvo David Álvarez Díez (Crémenes, 16 de marzo de 1927/Madrid, 26 de noviembre de 2015) en los 88 años de vida que a las cinco de la mañana del 26 de noviembre de 2015 llegaron a su fin, en la Clínica Ruber de Madrid, rodeado al fin de sus siete hijos. Una fue el fino instinto de la oportunidad empresarial, adobado con la filosofía del esfuerzo y la reinversión de beneficios; otra una fe de la que presumía sin ñoñería, pero sin complejos. Como hablaba del dinero, sin tapujos. Como defendía que lo más importante del entramado empresarial que fue edificando eran las familias (unas 85.000 en catorce países a estas alturas) a las que tenía que responder con los salarios. «Una cosa dejó clara mi primera mujer, la madre de mis siete hijos, sin la que el rumbo de mis negocios hubiera sido muy distinto: primero es pagar, después comer». Así lo publicó este periódico cuando falleció David Álvarez, el maestro que se fijó una escoba y creó un imperio.

De gran olfato para los negocios, trabajador incansable y de fuerte carácter, este leonés nacido en Crémenes, un pueblo de la montaña a orillas del Esla, se crió entre nieves, ríos y mucho frío, un clima adverso que sin duda forjaría su fuerte temperamento. Del imperio empresarial de David Álvarez se sabe casi todo. De su trayecto vital menos, plagado de influencias y ausencias, de entregas y reveses, de satisfacciones y dolores íntimos. Aunque la última fase de su vida convulsionó con el desencuentro que fracturó familia y empresas, sin que él cejara en el pulso por marcar las directrices de un imperio que evidenció sus diferencias en los cauces de la sucesión.

Un último capítulo que truncó aquello de lo que más presumía: «Mis hijos son el principal activo de mis empresas. Son siete colaboradores fieles y eficaces, trabajadores. No viven de lo que tienen, sino de su trabajo. Es un mensaje para las generaciones jóvenes. No intentes vivir del dinero, porque es lo más difícil de tener. Hay que tener empresas, trabajar en ellas y sacar para vivir dignamente». Eso decía hace pocos años. Más recientemente se lamentaba de la «ambición» de algunos de ellos, que enredó en los tribunales los últimos cinco años de su vida. Una vida que comenzó en las montañas de Crémenes, donde hincó unas raíces que le llevarán a reposar a partir de hoy a la sombra de sus peñas. «Mi tierra es mi infancia. Vengo aquí a cargar pilas, a madurar los mejores sentimientos que tengo, a tranquilizarme. En este ambiente me rejuvenezco. No he envejecido más por dos cosas: porque trabajo mucho y porque vengo al molino».

David Álvarez se fue pronto a vivir a Bilbao, donde su padre era funcionario, pero no rompió nunca el cordón que le unía con la montaña oriental leonesa. Entre fábricas y obreros se formó, por los riscos forjó carácter. «No he salido de mi infancia ni de mis nieves», solía decir. Comenzó dando clases en una academia, con lo que apenas podía sacar adelante a su creciente familia. «No eran buenos tiempos para los maestros», recordaba. La señora que limpiaba la academia le abrió los ojos. «Usted trabaja mucho, pero lo que da dinero es esto». Esto era el negocio de limpieza que habían montado dos alemanes emigrantes de la Primera Guerra Mundial, Limpiezas El Espejo, que con un cubo recorrían las calles limpiando cristales.

¿Quién es María José Álvarez? El olfato del montañés comenzó a funcionar. «No había negocios de ese tipo en España». Invirtió 8.000 pesetas y contrató a dos personas. Creó así El Sol, en 1962, con una perspectiva empresarial: «Aquello no menoscababa la dignidad de nadie». Para sus empleadas creó una escuela de formación, y también un laboratorio que experimentaba con productos de limpieza. Trabajos dignos para un sector entonces marginal, ahogado por la economía sumergida. Era un servicio que demandaba la sociedad, como demostró que en pocos años El Sol contara con delegaciones en muchas ciudades del país; y que fuera convenciendo a empresas y clientes de externalizar un servicio que no formaba parte de su actividad principal y podía serle prestado por otro.

Externalizar. Hoy, outsourcing. Mucho antes de que el concepto llegase siquiera a las escuelas de negocios, Álvarez detectó una oportunidad y un nicho de negocio que amplió hasta abarcar todas las actividades posibles de servicio a las empresas. Poco después creó Inserhig, una empresa para limpieza de centros sanitarios, y Conservación, Limpieza y Mantenimiento (CLM), que contrataba a personas con alguna discapacidad. Para abastecer sus necesidades de productos de limpieza creó también la empresa Demasa, dedicada a la fabricación, importación y distribución de maquinaria y productos químicos relacionados con la limpieza.

Apuesta por la formación La formación ha sido desde el principio una de las obsesiones de David Álvarez. En Bilbao creó en los años 60 la Escuela de Métodos y Tiempo, más tarde el Instituto Eulen de Formación. La primera diversificación del negocio la llevó a cabo en 1974, con la creación de Prosesa. Álvarez había detectado un nuevo segmento de negocio en la seguridad privada, que entonces se exigía en bancos y cajas de ahorro, y que abría un nuevo campo de actuación que a la larga se ha convertido en una de las principales líneas de negocio del grupo. Eulen Seguridad es la empresa más antigua del sector en el país. En aquel año la facturación de las empresas alcanzó los 950 millones de pesetas, que en cinco años superarían los 7.500 millones. A principios de los años 80 tenía ya más de 11.000 empleados.

Mientras el país se afanaba en la transición y los conflictos laborales florecían, en medio de la incertidumbre, David Álvarez decide impulsar la diversificación hacia sectores con mayor contenido técnico y valor añadido. Creó entonces la Consultora Europea de Servicios, y se inicia en las actividades de mantenimiento de instalaciones, medioambiente, control energético, restauración de fachadas y monumentos, obras,... «Hay que estar atento para abrir las puertas cuando pasan las ideas. A eso le llaman suerte...», solía decir.David Álvarez recogiendo un premio del Colegio de Economistas en León. RAMIRO

Trasladó entonces la sede de la compañía a Madrid. En 1982 organizó una gran presentación del Grupo Eulen, búho, en alemán. En el Hotel Eurobuilding reunió a más de 400 representantes del mundo empresarial, industrial y financiero, además de político, a los que habló de «servir con ilusión», y explicó el concepto de ‘mantenimiento integral’ que constituyó el esqueleto de su entramado empresarial: «Todo el conjunto de servicios que permiten a una empresa dedicarse exclusivamente a su cometido principal, y no preocuparse de tareas auxiliares como mantenimiento o conservación». De hacer aquello de lo que los demás no debían de preocuparse hizo un imperio el emprendedor leonés. Sumaba ya entonces 25 compañías, 4.000 clientes y más de 14.000 empleados.

No dejó de lado sus afanes educativos, y formó el Instituto Eulen, hoy uno de los más importantes de Europa. Y continuó diversificando: en 1986 crea el Centro Can Padró, en Barcelona, para formar en la protección contra incendios, supervivencia, detección de explosivos,... Ese mismo año se constituye la sociedad Safusa, dedicada a toda una oferta de servivcios variados, con un laboratorio de experimentación en servicios sociosanitarios, control de almacenes, servicios de portería y celaduría de fincas, gestión de servicios municipales como polideportivos o piscinas, centros de atención a clientes,...

A principios de los años 90 el grupo lleva a cabo un proceso de concentración de actividades para reducir su estructura empresarial, que a día de hoy está formada por nueve líneas de negocio, que van desde la limpieza y seguridad a servicios logísticos internacionales, servicios auxiliares, mantenimiento, medio ambiente, sociosanitarios, recursos humanos y ‘facility services’. La ampliación de actividades ha sido una constante en la trayectoria empresarial de Álvarez, que en 1994 entra en el mundo del trabajo temporal con la creación de Flexiplan; para iniciar en 1997 una expansión internacional que le lleva a estar presente hoy en más de 14 países. En 2013 se constituó Eulen Middle East, con sede en Qatar, para iniciar la prestación de servicios en esa zona.

El hombre Un imperio que David Álvarez inició de la mano de su primera esposa, María Vicenta Mezquiriz, madre de sus siete hijos, que falleció en 1985. Se casó después con Teresa Vidaurrázaga, que murió en 1999. «Las dos me quisieron muchísimo, y de las dos supe sacar lo que me daban. Fallecieron, dolorosamente, las dos de cáncer de pulmón. La primera no fumaba, la segunda como una chimenea. Sufri más cuando perdí a la segunda, porque mis hijos ya estaban casados y me quedé solo. Pero ellas, junto con mi madre, han sido las mujeres que han hecho de mi lo que soy». Esa soledad no pudo calmarla ni siquiera el volcarse en el trabajo. Hasta hace poco iba al despacho por la mañana, y se marchaba por la noche. Pero, al volver a casa, estaba la soledad, comentan sus allegados. Una soledad que buscó aliviar con su tercera boda, en 2009, con Teresa Esquisabel, su secretaria y 25 años más joven que él. Y uno de los factores que precipitó el alejamiento con la mayor parte de sus hijos.

Los Álvarez habían dado siempre una imagen de familia ejemplar, también en el terreno laboral. Integrados en las empresas, en 2010 el enfrentamiento estalló en una batalla judicial que aún estaba lejos de terminar. María José (su heredera ‘oficial’) y Jesús David se alinearon con su padre; el resto (Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo) decidieron que era hora de que su padre se jubilara y les dejara las riendas de las empresas. El patriarca fue apartado, pero poco después recuperó el control judicialmente. Los hijos ‘díscolos’ mantuvieron el control de El Enebro, la sociedad patrimonial de la familia. El pasado mes de julio el Tribunal Supremo dio la razón al padre, pero no acabó el «largo y doloroso litigio» que entristeció los últimos años del empresario.

El negocio que quizá ha sido más popular de cuantos dirigía Álvarez ha sido el de los vinos, en el que entró por la puerta grande, con la compra de la bodega Vega Sicilia. Tiene también las bodegas Alion, Pintia, Macán y la húngara Tokai, con el vino Oremus. Su actividad empresarial no dejó de lado tampoco su montaña, donde entre otras iniciativas creó la cárnica Valles del Esla, con las empresas de Neal, que fue reconocido como modelo de explotación rural y se constituyó como una salida al abandono minero de la zona. David Álvarez tuvo además una destacada tarea de mecenazgo. por ejemplo promoviendo, también en León, el Instituto Bíblico Oriental; aunque colaboró en proyectos como Atapuerca, el Guggenheim, y otras iniciativas artísticas.

Uno de los más entrañables proyectos que desarrolló en los últimos años en León fue el Colegio Internacional Peñacorada, que creó en 1997 como una empresa educativa que pretende formar, también en el humanismo cristiano, a futuras generaciones de líderes leoneses. El contacto con los alumnos era uno de los muchos reclamos que con frecuencia le traían a León. Recibió la Medalla de Oro de la Ciudad de León en 2009, distinción que agradeció a las autoridades y sobre todo a los «excelentísimos señores amigos míos»; y en agosto del año pasado el Rey le concedió el título de Marqués de Crémenes, por su «dilatada y fructífera trayectoria empresarial» y su «capacidad de adaptación a las necesidades del mercado y su preocupación por la formación profesional».
Un deseo

David Álvarez reconocía que tenia «sus graves defectos», aunque aspiraba a que se le recordara «sobre todo como un hombre bueno». No sabía ni quería parar. «¡Tengo tanto que hacer! ¡Cómo voy a ser más feliz!». Recordaba como uno de los capítulos que le marcó la muerte de su madre, «a la que recé, pero no lloré, una fría noche de la montaña leonesa». De ella heredó una fe a la que se aferró siempre. También en sus últimos días, con un corazón cada vez más debilitado. «Aquella noche salí a buscar a la mujer que amortajaba en el pueblo, con la nieve por la rodilla y un cielo estrelladísimo. Me pareció verla entrando en el cielo...» Al día siguiente contó la historia al cura de su pueblo. «Tu madre entró anoche en el cielo con madreñas», le dijo el religioso. Y así lo contaba él.

Los 1.581 agentes encargados de la seguridad privada de Córdoba reciben un homenaje

El Gobierno, la Policía Nacional y la Guardia Civil destacan que este sector lleva el orden "a donde la seguridad pública no puede llegar"

El Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) ha acogido en la mañana del martes un acto con motivo del Día de la Seguridad Privada destinado a reconocer a aquellos agentes que han destacado en el desempeño de sus funciones en este ámbito, algo que, como ha asegurado la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, "es fundamental en una primera instancia, pero siempre bajo la supervisión de los cuerpos y fuerzas de la seguridad del estado cuando llega el momento de intervenir ante un acto delictivo".

Como dicta la Constitución, el ejercicio de la seguridad es exclusivo de los cuerpos y fuerzas del Estado, por lo que cualquier actividad que tenga que ver con la seguridad privada debe estar permanentemente supervisada por ellos. De ahí que, mediante este acto, se haya querido homenajear a esa alianza que tienen la seguridad privada y la pública que resulta "absolutamente imprescindible", tal y como ha destacado Valenzuela.

En total, en la provincia de Córdoba trabajan en la seguridad privada 1.581 agentes que están agrupados en 25 empresas habilitadas por el Ministerio del Interior. Además, la provincia cuenta con 12 detectives que llevan a cabo la labor de investigación desde lo privado y un total de 15 centros de formación que instruyen a los agentes para actualizarlos conforme a la normativa y al propio ejercicio. Como ha indicado la subdelegada, dichos agentes llevan la seguridad "a donde la seguridad pública no puede llegar, como pueden ser en sectores de joyería, cualquier centro comercial, o explotaciones agrarias o salas de ocio y tiempo libre".

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han acudido a este acto para elogiar esa "relación excelente que mantienen a nivel institucional y operativo" con la seguridad privada. Así lo ha definido el comisario jefe provincial de la Policía Nacional, Carlos Serra, quien ha puesto "en valor las relaciones permanentes y fluidas" que conservan con los agentes privados y que "en Córdoba están siendo excepcionales en todos los aspectos". El responsable de la unidad territorial de seguridad privada de Córdoba, Manuel Renco, ha concretado que han sido 65 los casos de su unidad en los que ha intervenido la seguridad privada. Entre todos ellos, Renco ha detallado uno de los más recientes ocurrió hace poco tiempo en el hospital provincial de Córdoba, donde tuvo lugar un incendio y "gracias a la inmediatez de la seguridad privada" estos pudieron salvar a los pacientes.

Y es que este sector está "muy profesionalizado", una característica en la que ha hecho hincapié el jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, el coronel Juan Carretero, quien ha destacado que "la colaboración es magnífica" y que "la nueva ley de seguridad privada en España permite reconocer esta colaboración mediante distinciones", las cuales se han llevado a cabo en este acto. El coronel ha explicado la importancia de la seguridad privada en la Guardia Civil con un ejemplo actual, pues Córdoba se encuentra en plena campaña de la recolección de la aceituna y para mantener la seguridad en los cultivos, el cuerpo "trabaja codo con codo" junto a los guardas de campo privados. "Es una relación diaria, de hecho, la Guardia Civil, desde la intervención de armas, es la responsable de los ejercicios de tiro que realizan los vigilantes de seguridad que están habilitados para ello, por eso es que está profesionalizado y merecen ser distinguido año tras año", ha detallado Carretero.

Alicia Gómez de Hinojosa, directora de Personas y Talento de Securitas Seguridad de España

El crecimiento profesional es nuestro gran estandarte

El pasado mes de abril, Securitas Seguridad España nombró a Alicia Gómez de Hinojosa como su nueva directora de Personas y Talento para desarrollar la estrategia de la compañía en esta materia. Este nombramiento supone la creación de una Dirección, diferenciada de la de Recursos Humanos, cuyo objetivo es adelantarse a las necesidades futuras de talento y redefinir, de forma proactiva, la gestión de las personas en Securitas España. Tanto el nombramiento como la creación de la nueva Dirección responden a la necesidad de acelerar el desarrollo de este aspecto fundamental en la estrategia de la compañía.

Su nombramiento ha supuesto la creación de la Dirección de Personas y Talento de Securitas, diferenciada de la Dirección de Recursos Humanos. ¿A qué necesidades responde esta diferenciación? Securitas Seguridad de España lleva muchos años transformándose, se está diferenciando y lidera la transformación tecnológica en el sector de las soluciones de seguridad. Entonces, si la empresa hace una transformación radical en cuanto a negocio y a estrategia, es imprescindible que la Dirección de Personas la acompañe en este cambio. Por ello, ante un reto tan grande de diferenciación y de transformación, la Dirección de Personas y Talento requiere tener una entidad independiente que esté totalmente ligada a la estrategia del negocio. Este es el porqué de haber diferenciado entre la Dirección de Personas y Talento, que lleva la parte soft de RRHH, como la selección, la formación, la gestión del talento…, y la Dirección de Recursos Humanos, que es la responsable de ámbitos como las Relaciones Laborales, Riesgos Laborales, nóminas, etc.

¿Cuáles son sus cometidos al frente de esta nueva Dirección? Nuestro principal reto es prever la evolución del negocio y la estrategia de personas de manera continua para adelantarnos al futuro. Para ello, debemos tener una escucha proactiva tanto dentro como fuera de la organización. Tenemos que adaptarnos al futuro para diseñar el mañana de la seguridad y para lograrlo tenemos que ser capaces de acompañar a las personas. En esta nueva Dirección, estamos en permanente estado de alerta y nos reunimos periódicamente para analizar la evolución del negocio y de otros negocios y preparar propuestas que podamos debatir en el Comité de Dirección.

¿Cómo llevan a cabo esta escucha proactiva y constante? Para saber qué necesitamos en cada momento en formación, tenemos tres escuelas: la de Seguridad, la de Soluciones de Seguridad y la de Negocio, que disponen de un observatorio desde donde estamos continuamente investigando todas las novedades que salen al mercado. Es la forma de estar pegados a la estrategia. Por un lado, escuchamos cualquier evolución de la estrategia de la compañía y, por otro lado, escuchamos la evolución de nuestro sector y sectores afines porque la “lucha por el talento” no la tenemos en nuestro sector, la tenemos, principalmente, en estos sectores transversales que son donde están los perfiles que realmente no pensarían en una empresa de seguridad.

¿Cómo se acercan a este perfil tecnológico que no piensan en una empresa de seguridad como primera opción? Utilizamos todo tipo de métodos y fuentes de selección y reclutamiento, y probamos todo lo nuevo que sale al mercado, pero no reclutamos del mismo modo el personal operativo que el perfil tecnológico e ingenieros, que es muy demandado por todo tipo de empresas por su transversalidad. Es cierto que el vigilante es un perfil que va a empresas de seguridad, pero el técnico también es un perfil muy transversal. Tras la pandemia, existe una dificultad en captar todo tipo de perfiles, tanto operativos como tecnológicos y directivos, al nivel que realmente uno quiere.

¿Y qué hacer? Lo primero que debemos tener muy claro es a qué fuentes nos dirigimos en función del perfil y con qué métodos. Esto, además, evoluciona mucho y muy rápido. Por ejemplo, los perfiles tecnológicos, ligados a la transformación digital, son perfiles a los que les gusta que los vayas a buscar, que se mueven mucho en las redes sociales, que normalmente no están pendientes de la oferta y valoran que una empresa llame a su puerta y les explique su proyecto. Más allá del salario, buscan otro tipo de atractivos como empresas en las que puedan crecer y el crecimiento es nuestro gran estandarte. Además, son perfiles inquietos que no buscan un trabajo para toda la vida, buscan empresas en la que se les permita cambiar y trabajar por proyectos, donde puedan promocionar y crecer, porque si no les dejas, se van a ir.

Hace muchos años, en Securitas decidimos que toda vacante que se abre se ofrece primero al trabajador. En nuestra empresa, cualquier persona puede llegar a cualquier puesto siempre que cumpla los requisitos, porque el 98 % de los puestos de la compañía salen publicados y cualquier trabajador puede acceder y aplicar. Esto atrae mucho, sobre todo, a perfiles que tienen capacidad y potencial.

Al final, esto les lleva a apostar e invertir por la formación continua y muestra de ello es el Instituto Securitas… Esta nueva Dirección no tendría sentido si no siguiéramos alimentándola con formación y, ahí, el Instituto Securitas es una pieza fundamental con una entidad propia. El Instituto es el garante de la cadena de formación de nuestra empresa y de la innovación continua en formación. Todo este proceso de transformación no hubiera sido posible sin tener una herramienta propia a través de la cual se estudien continuamente las necesidades, en la que realmente nos podamos apoyar para implementar todos los proyectos en cualquiera de sus escuelas. Recientemente, hemos creado junto a UAB la primera Cátedra en Seguridad Humana y Derecho Global.

Desde el Instituto se controla que toda la formación va en la línea que como empresa queremos, con la calidad que necesitamos y el objetivo que tenemos. Y lo abarca todo porque tenemos la Escuela de Seguridad, la Escuela de Negocios y la Escuela de Soluciones de Seguridad, y las tres escuelas tienen un componente de innovación y de investigación permanente.

¿Qué proyecto destacaría en gestión de talento por su éxito o novedad? Hemos hecho muchos proyectos, pero ¿qué tienen de diferente los más nuevos? Que van a ser más proactivos. Por ejemplo, hemos lanzado un proyecto de Gestores de Negocio que hemos adaptado cada trimestre, pero aún necesitamos más porque tenemos que ir un paso por delante. Antes nos avanzábamos, pero, ahora, esa transformación tiene que ser tan inmediata y continua que ya no nos vale solo lo que hacíamos.

Desde que creamos la Dirección de Personas y Talento, lo primero que hemos hecho ha sido pararnos un momento para definir el mapa del talento, saber dónde estamos, hacia dónde vamos y qué proyectos queremos poner en marcha para solucionar los gaps y llegar donde queremos teniendo en cuenta que el futuro lo iremos adaptando porque nuestro mapa del talento no será estático. Cada vez hay más revisión, más feedback y mucha flexibilidad mental, tanto con mi equipo como con proveedores externos, para que nos vayamos ajustando. Securitas es una empresa que corre mucho y con mucha gente, pero en ese correr hay que pararse. Es necesario hacer planes de sucesiones, de carrera, de proyectos seniors. Hemos hecho muchos proyectos para perfiles juniors, pero ahora queremos innovar en el colectivo de los seniors. Tenemos muchos profesionales, con un gran know-how, que necesitan que les retemos para probar cosas nuevas.

¿Esto significa que tienen que gestionar dos generaciones muy diferenciadas? Por un lado, tenemos que prever el futuro por la estrategia y, por otro lado, somos 20.000 trabajadores y, en la pirámide, tenemos un porcentaje muy elevado de trabajadores que de manera progresiva va a ir marchándose y eso hay que tenerlo muy previsto. Tenemos un porcentaje de plantilla que es muy fuerte en transformación, pero quiere hacer cosas y necesita nuevos conocimientos. Nuestro objetivo es reactivar al colectivo de gente senior para que complemente todos los proyectos. Tenemos profesionales a los que les pueden quedar diez, cinco o dos años en la compañía, pero quieren estar ahí. En este sentido, el proyecto senior pretende sacar lo mejor de esas personas que están ahí y quieren contribuir de otra manera.

También trabajamos en proyectos de fidelización por colectivos, proyectos cantera a través de acuerdos con universidades, escuelas de negocio… Tengo el privilegio de estar en una organización que me permite hacer este tipo de proyectos porque es negocio. Es una inversión muy grande, pero, claro, no podemos destinar toda la inversión a captación y desarrollo y no invertir en la fidelización del talento.

¿Por dónde pasa el éxito en la fidelización del talento? En Securitas, tenemos cosas muy buenas. Nuestra política dice que las personas marcan la diferencia y no es un eslogan es una realidad porque ello las fideliza. Haces que la gente se sienta diferente, que vea que aporta. Tenemos una estructura muy plana que hace que la estrategia llegue de forma directa a todo el personal. Cuando hay una estructura tan plana y tanta comunicación, puedes ver muy fácilmente cómo tu trabajo se vincula a los resultados. Si algo nos diferencia es que nuestra gente se siente parte de la estrategia y eso lo consigue el modelo de la empresa y el papel de todos los managers.

¿Es el único ingrediente? No. La fidelización es un proceso complejo que no se inicia con un sueldo, con un plan de carrera ni con una promoción interna. Empieza cuando el empleado se acerca a la empresa, es reclutado y termina cuando sale. En todo el ciclo de vida del empleado hay muchos momentos que te vinculan o te desvinculan y una empresa orientada a la fidelización tiene que aprovechar todos los momentos de vinculación.

Debes tener muchas opciones para ofrecer a las personas lo que necesitan en cada momento: promociones, planes de carrera, proyectos… lo que sí que es cierto es que el manager va a saber, de todo lo que hay en la empresa, en qué momento, en qué etapa del ciclo de vida del empleado una opción le va a ir mejor o le va a encajar más. La clave de la fidelización es que las personas somos complejas, cambiamos a lo largo de nuestra vida y realmente el quid de la cuestión es saber ofrecer lo que en cada momento te vincula. Por ejemplo, a un joven lo puedo fidelizar con proyectos y con ilusión, y a un senior, con proyectos de mentoring, de reconocimiento de su trayectoria.

¿Cómo se gestionan las expectativas? Creemos que la gestión de expectativas es muy importante y estamos muy sensibilizados con ello. Por este motivo, mi equipo lleva directamente todos los procesos de captación e identificación de talento, tanto para vacantes y promociones como para proyectos propios. Para nosotros, el candidato, ya sea interno o externo, es un bien muy preciado. El candidato interno todavía más porque está en “mi casa” y cuando le diga no a esa persona, le estoy diciendo no a un trabajador muy válido. Tenemos muy claro que tenemos que dar feedback a la gente, explicarle la realidad y aconsejarle en qué tiene que mejorar para la próxima vacante.

Es cierto que no hay techo, pero tenemos que ser realistas porque cada puesto necesita unas competencias y habilidades y hay que cumplirlas. Para ello, la empresa pone a disposición de todos los empleados la formación y medios necesarios para que la gente alcance la posición a la que quiere llegar. La transparencia y la verdad es lo que permite gestionar expectativas y no generar frustraciones. Es una obsesión tener un trato exquisito con el candidato externo e interno y es más importante dedicar tiempo a explicarle a alguien por qué no ha sido seleccionado.