Noticias Destacadas SPV Sevilla


20 de noviembre de 2022

¿Hay que declarar la indemnización por despido en la Renta y a partir de cuánto se tributa?

En caso de despido, hay que conocer muy bien las condiciones del mismo para saber si es necesario o no tributarlo y no caer en confusiones.

Según la normativa actualizada a septiembre de este año, puede haber una serie de condicionantes que influyan a la hora de tener que incluir la indemnización por despido en la declaración de la renta del próximo año.

En el caso de tratarse de una indemnización por fin de contrato sí hay que tributarla mientras que en caso de despido, la ley cambia, ya que, en caso de se cumplan estos dos requisitos no sería necesario tributarla. En primer lugar, no habría que tributarla en caso de que la indemnización correspondiente no sea superior a los 180.00 euros. La segunda condición que debe darse para ello es que esta indemnización no sea superior a lo que corresponde legalmente. Pese a esto, como ocurre en numerosos casos, siempre hay excepciones, una de ellas es que, si el procedimiento no se ha realizado de la manera correcto, ya sea por culpa del trabajador o de la empresa, se deberá tributar. En estas situaciones es de capital importancia analizar de forma individual cada caso, ya que, dependiendo del tipo de despido (colectivo, objetivo o disciplinario) puede haber matices que se encuentran recogidos en el apartado e) del artículo 7 de la ley 35/2006.

Despido objetivo En este caso, el trabajador debe percibir el dinero correspondiente a 20 días por año trabajado con un limite de doce mensualidades. En este supuesto, la indemnización estaría exenta de tributar salvo que supere los 180.000 euros. Para que no se deba tributar, el trabajador solo debe mantener en su poder la carta del despido, y solo los trabajadores que cobren más de 180.000 euros tendrán que tributar la cantidad en la que se exceda. Puede darse otra situación y es que se trate de un despido objetivo mejorado, esto se produce cuando la empresa ofrece una indemnización superior a la legal, pero tampoco tributaria siempre y cuando esta cantidad no exceda la indemnización que tendría lugar por despido improcedente o la cantidad ya mencionada de 180.000 euros.

Tributación en caso de despido disciplinario En esta situación, el trabajador no tiene derecho a percibir ninguna cantidad. Es por esto que, si la empresa quiere abonar una indemnización, deberá reconocer la improcedencia del despido. El trabajador tendría que presentar una papeleta de conciliación laboral impugnando el despido y la empresa tendrá que reconocer la improcedencia y ofrecer la indemnización. De esta forma no se deberá tributar.

Despido improcedente En este supuesto, al no reconocerse en el Estatuto de Trabajadores, la empresa no debería indicar que es un despido improcedente. En caso contrario, Hacienda considera que la indemnización tiene que tributarse En el caso general, las empresas suelen recurrir al despido disciplinario, ya que no requiere preaviso de 15 días. En este caso, también sería obligatorio tributar la indemnización.

Fin de contrato temporal y despido colectivo Este el único caso en el que hay que declarar la indemnización en cualquier caso y por lo general, la retención es la misma que la del salario del trabajador hasta ese momento. En caso de despido colectivo, la indemnización no tributará siempre que no supere la indemnización que le corresponde al trabajador por despido improcedente y que, además, no supere los 180.000 euros. En conclusión, cualquier cifra con la que se indemnice y no supere los 180.000 euros o la cantidad en caso de despido improcedente, no tiene que tributarse en la declaración de la renta.

19 de noviembre de 2022

El Govern intenta ocultar las continuas agresiones a vigilantes en la Estación Intermodal de Palma

El Govern balear que preside la socialista Francina Armengol intenta ocultar las continuas agresiones a vigilantes en la Estación Intermodal de Palma y cifra en 23 las denuncias por este motivo desde 2020, algo que desmiente un afectado: «Yo llevo 28», afirma Rafa Leyton, coordinador de organización y portavoz de Alternativa Sindical en la conflictiva estación de tren, metro y autobuses de la capital balear, que desde hace tres años presta sus servicios en el epicentro del transporte público de Palma por donde pasan a diario más de 36.000 usuarios.

Leyton estuvo presente en la comparecencia realizada por el conseller socialista de Vivienda y Transportes, Josep Marí Ribas, en la Comisión de Ordenación Territorial del Parlament, en la que el máximo responsable político de los Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) quiso quitar hierro a la inseguridad creciente que se vive en este espacio urbano. Marí aseguró que se habían puesto cuatro denuncias en 2020, 11 en 2021 y ocho hasta mediados de 2022, los mismos tres años años que Leyton lleva trabajando como vigilante en la estación.

«Yo en tres años que llevo allí tengo 28 juicios pendientes, eso sin contar las denuncias de los compañeros. Los datos del conseller no son reales y no sé de dónde los sacan sus asesores». Es más, según afirma este sindicalista, el número de denuncias «sólo lo conoce la Policía Nacional, porque las ponemos los vigilantes de la Intermodal. Son particulares, no las tiene ni la empresa de seguridad, las ponemos nosotros». Este representante sindical también asegura que «es falso» que tras las denuncias que presentan los vigilantes, en el caso de llegarse a juicio, éstos sean acompañados por un abogado de la comunidad autónoma, como dijo el conseller.

«Esto es tan falso como que nunca se han presentado en ningún juicio», sostiene. «Es más», abunda, «tengo uno porque un argelino me puso un machete en el cuello y no se van a presentar, porque ni siquiera me han llamado para interesarse por lo que pasó. De eso, SFM no se preocupa. Sólo lo hace por actos vandálicos y grafitis». Ya en la citada comisión, el diputado del PP Lluís Camps advirtió a Marí Ribas de que las cifras de denuncias por agresiones «no cuadran» con las informaciones constantes de incidencias que se publican cada semana en los medios de comunicación. Criticó la «falta de previsión, anticipación y planificación» para atender esta problemática e insistió en que está en riesgo la seguridad de los propios vigilantes y de los usuarios que padecen los actos vandálicos.

A este respecto, el conseller recordó que el Ejecutivo balear es responsable del transporte público, no de la seguridad pública, remarcando que por eso se promueve la presencia de seguridad privada. Tras descartar que haya denuncias que se tramitan y otras no, instó al diputado del PP «a no dejarse llevar por determinadas intenciones» de presentar la instalación como un foco de permanente conflicto. Para Marí Ribas, la Estación Intermodal cuenta con la atención permanente de las policías Local y Nacional, y si «hay incidentes, se tratan, hay gente para tratarlos y se tratan como toca». Por lo que teniendo en cuenta el nivel de usuarios y las denuncias que, según él, se habrían presentado, las actuaciones son las «adecuadas».

Diferencias entre finiquito e indemnización por despido

Toda empresa debe finiquitar a sus trabajadores una vez se pone fin al contrato laboral, pero no siempre hay que indemnizar al trabajador.

Cuando acaba la relación laboral, ya sea por despido o fin de contrato temporal, siempre se habla de finiquito e indemnización. Erróneamente, se ha establecido que el finiquito y la indemnización son lo mismo, por eso a través de este artículo vamos a explicarte las diferencias y cuando se tiene derecho a la indemnización por despedido. Para empezar, todos los trabajadores tienen derecho a finiquito por fin de la relación laboral, mientras que la indemnización solo en algunos casos que más adelante detallaremos.

¿Qué es el finiquito? El finiquito es el documento que recoge la liquidación que la empresa por obligación tiene que entregar al trabajador cuando finaliza su contrato laboral. Este documento recoge la cantidad de dinero que la empresa tiene que abonar al trabajador al finalizar la relación laboral. Este finiquito debe incluir lo siguiente:

-Los días de salario del último mes. Por ejemplo, supongamos que el día 15 del mes finaliza la relación laboral con la empresa. Pues la empresa debe abonarte estos 15 días de salario.

-Los días de vacaciones no disfrutados: cada mes has ido generando vacaciones y si llegado este momento no has hecho uso de ellos, la empresa deberá abonarte esos días.

-La parte proporcional de las pagas extra no cobradas. Esto solo sería en el caso de que no estén prorrateadas en la nómina.

Además, se deben computar otras partidas laborales como las horas extra que no se hayan cobrado, pluses o gratificaciones no abonados y los anticipos por lo que deba dinero la empresa. Es posible que tu finiquito sea cero, es decir, si las vacaciones a las que tenías derecho las has consumido, las horas extras (si las hiciste) están pagadas, etc. En el finiquito solo te vendrá el salario que aún no has cobrado. Por ejemplo, si te comunican dejas de trabajar el día 15 del mes, pues tendrán que abonarte el salario correspondiente a esos 15 días.

¿Quién tiene derecho a finiquito? Todos los trabajadores tienen derecho a finiquito, tanto los que son despedidos por la empresa, fin de contrato o por baja voluntaria.

¿Cómo se recibe el finiquito? El finiquito debe ser abonado por la empresa el último día que se trabaje, teniendo que entregar al trabajador ese mismo día el documento donde se refleje todos los conceptos que debe recibir el trabajador. Es posible que la empresa no entregue este documento el último día, deberá hacerlo lo más pronto posible. Cuando se recibe el documento de finiquito o liquidación, saldo y finiquito, hay que revisar que se incluyen todas las cantidades y en caso de no estar conforme hay que firmar indicando «no conforme».

Eso sí, la empresa está obligada a darte una copia sellada, por lo que debes comprobar que ambas copias digan lo mismo antes de firmar nada. Un consejo, siempre que firmes un documento con la empresa, sería aconsejable que pongas la fecha y encima firmes, sobre todo si no se ha entregado en el último día de trabajo.

¿Qué es la indemnización por despido? Además del finiquito, en algunos casos el trabajador tiene derecho a una indemnización. ¿Qué se entiende por indemnización?, se trata de una compensación económica por la perdida involuntaria del trabajo. Si hay que indicar que solo se tiene derecho a la indemnización cuando se pierde el trabajo de forma involuntaria, ya sea por despido o fin de contrato temporal. Si la baja es voluntaria, entonces no hay indemnización. Pero ojo, cuando se produce un despido, si este es disciplinario, tampoco hay derecho a indemnización.

¿Cuánto se paga de indemnización? La indemnización dependerá del tipo de contrato y también si el despido es procedente (está justificado) o improcedente (cuando no lo está).

-Si el trabajador es despedido por causas objetivas, se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

-Finalización de un contrato temporal, a indemnización, es de 12 días por año, tal y como recoge el Estatuto de los Trabajadores.

-Cuando una empresa realiza una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y el trabajador decide poner fin a la relación laboral (no se considera baja voluntaria). Se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 9 mensualidades.

-Cuando la empresa realiza una movilidad geográfica, al igual que en el anterior caso, el trabajador puede rescindir el contrato y tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

-Cuando se finaliza la relación laboral por muerte natural del trabajador, se tiene derecho a una indemnización de 15 días de salario.

-Si el trabajador ha iniciado un proceso judicial por incumplimientos de la empresa, como por ejemplo no pagar los salarios, modificaciones del contrato sin seguir lo establecido en la ley u otros incumplimientos graves y se declara la finalización de la relación labora, la indemnización pasa a ser la de un despido improcedente, es decir 45 días por año por los periodos trabajadores antes del 12/02/2012 y d 33 días por año a partir del 12/02/12 hasta un máximo de 24 mensualidades.

-También se tiene derecho a una indemnización de 1 mes de salario, cuando se está contratado directamente por un empresario y no a través de una empresa y se produce la muerte del trabajador, declaración de incapacidad o jubilación del empresario.

¿Cuándo no se tiene derecho a indemnización? No se tendrá derecho a indemnización cuando la relación laboral finalice por las siguientes causas.

-Sea el trabajador quien pida la baja voluntaria.

-Por despido disciplinario por haber realizado una conducta sancionable, como recoge el 

-Estatuto de los Trabajadores en su artículo 54 o el convenio colectivo.

-Cuando no se supera el periodo de prueba.

-Cuando se deja de trabajar por mutuo acuerdo entre empresa y trabajador.

-Si el trabajador se jubila o deja de trabajar por serle reconocida una incapacidad permanente

-Al finalizar un contrato de formación y aprendizaje o un contrato de prácticas
¿Qué pasa si la indemnización no es correcta o no está justificado el despido?

Es posible que en ocasiones la empresa no haya calculado bien la indemnización o la empresa simplemente quiera desprenderse de ti y te haga un despido disciplinario sin haber cometido ninguna falta grave. En estos casos, habrá que indicar que no se está conforme y presentar la llamada papeleta de conciliación en un plazo de 20 días desde que se es notificado.

Normalmente, cuando se acude al acto de conciliación por reclamación de cantidades erróneas, se suele llegar a un acuerdo. Sin embargo, si la causa de esta reclamación es por reclamar un despido improcedente o bien su nulidad, la cosa suele terminar en los tribunales. Si estás más interesado en este tema, te aconsejamos leer este artículo «Así de fácil es despedir a un trabajador hoy en día«.

18 de noviembre de 2022

El sector de la Seguridad Privada cerró 2021 con un incremento de la facturación del 5,1%


El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada alcanzó una facturación de 4.431 millones, según el informe de APROSER

El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada, marcado por los primeros síntomas de recuperación de una pandemia sin precedentes que impactó en toda la actividad económica, ha cerrado con una facturación de 4.431 millones de euros. Así se desprende del Estudio Económico sobre el Sector de la Seguridad Privada en España, presentado por APROSER, donde aborda las cifras y datos más relevantes durante 2021.El segmento de Vigilancia del sector de la Seguridad Privada alcanzó los 2.651 millones

Por actividades, el segmento de Vigilancia alcanzó los 2.651 millones tras registrar un crecimiento del 3,6% respecto al año anterior. El área de Sistemas y Alarmas también experimentó un incremento de la facturación, del 8,2%, incremento que llevo la facturación en esta actividad a los 1.507 millones. Asimismo, tras una caída del 19,9% en el año 2020, el sector del Transporte de Fondos tan solo ha experimentado una leve recuperación del 4,5% durante este periodo.

El sector de la Seguridad Privada continuará en una senda ligeramente favorable De cara al ejercicio 2022, las previsiones apuntan a que el sector continuará en una senda ligeramente favorable y se estima que cerrará con un crecimiento de la facturación del 4% para el conjunto de la industria y del 2,5% en el segmento de Vigilancia. Conviene señalar que estas estimaciones están sujetas a las actuales y diversas incertidumbres en el escenario político y económico del país, en especial a la evolución de los tipos de interés, el tipo de cambio euro/dólar, el precio del petróleo y del gas y la ejecución de los fondos Next Generation, sin perder de vista nuevos efectos colaterales en el conflicto entre Rusia y Ucrania en los meses restantes del presente ejercicio.

La procedencia del negocio en el ejercicio 2021 crece de manera moderada en el ámbito público, cuatro puntos porcentuales más que en el último ejercicio analizado, pero todavía proviniendo del sector privado un 75%. A su vez, la facturación de las Administraciones Públicas muestra que el 52% procede de empresas públicas, la Administración Estatal aporta el 17%, la Administración Autonómica el 20% y el restante 11% proviene de la Administración Local. En cuanto a los segmentos de demanda en Vigilancia, destaca Industria y Energía junto con Comercio y Servicios, donde ambos segmentos se sitúan en el 16,5% de la facturación. A continuación, Infraestructuras de Transporte representan el 15,6% y Edificios / Instalaciones de Organismos Públicos con un 11,8%. El número de empresas distribuidas por todo el territorio nacional asciende a 1.571, de las cuales 1.355 han sido habilitadas por el Ministerio del Interior, 195 por la Generalitat de Catalunya y 21 por el Gobierno Vasco.

APROSER: El sector de la seguridad privada en España, cifras y datos más relevantes 2021

 

ACCEDE al documento de APROSER AQUÍ

Se busca personal de seguridad para trabajar en CLECE

Se busca personal de seguridad para trabajar en CLECE: Salarios a partir de los 1.227€

La empresa de multiservicios Clece busca personal para trabajar en su área de seguridad: Salarios desde los 1.200€. ¿Estás buscando empleo? El grupo multiservicios Clece, especializado en diferentes áreas, tiene disponibles 14 ofertas de empleo para trabajar como vigilantes de seguridad.

Entre todas estas oportunidades laborales, se observan 10 puestos con contratos indefinidos y 4 temporales. La ubicación de estas vacantes, están repartidas por diferentes municipios del país donde destaca la zona del levante español. En cuanto a los salarios a percibir, estos se regirán por el convenio colectivo de seguridad privada, partiendo desde los 1.200€ mensuales. En esta noticia te damos la información necesaria, para conocer al detalle qué perfil se pide y las condiciones que se ofrecen. Además, te guiaremos para que puedas entregar el currículum a Clece de una manera sencilla y rápida.

Oferta de empleo para trabajar como vigilantes de seguridad en la empresa Clece Clece seguridad, ofrece soluciones integrales de protección y seguridad a empresas, personas y otras instituciones, con un total de 1.052 instalaciones protegidas. Actualmente, se han anunciado 14 ofertas de empleo para la selección y contratación de vigilantes de seguridad y así reforzar su plantilla de más de 2.400 empleados. Los requisitos a cumplir para poder optar a estos cargos profesionales, son:

-Estar en posesión del TIP (expedido por el Ministerio del Interior).
-Disponibilidad horaria.
-Licencia de armas (puestos específicos).

Si cumples con este perfil, debes tener en cuenta que las condiciones pueden variar de una oferta de empleo a otra. El 71% de ellas cuentan con contratos indefinidos, mientras que el resto son de tipo temporal y donde el horario suele ser de lunes a domingos con los descansos establecidos. Respecto al salario, como mencionamos al inicio, se basará en su convenio colectivo, donde se puede percibir desde los 1.227€ de un vigilante hasta los 1.439,64€ de un inspector. Es importante, que revises aquella oportunidad laboral en la que quieras inscribirte, para comprobar las condiciones que se ofrecen y así asegurarse del tipo de contrato, turnos y horarios (fijo o de duración determinada, jornada parcial o completa, etc.)

Cuáles son las ofertas de empleo disponibles para trabajar en Clece Seguridad Estas son las 14 vacantes existentes para trabajar en el área de seguridad en Clece, donde encontramos los siguientes puestos de trabajo.

-Inspector de seguridad en Alicante.
-Vigilantes de seguridad con armas en: Cádiz y Sevilla.
-Vigilantes de seguridad en: Supermercados de Barcelona y Valencia.
-Barcelona provincia (certificado de discapacidad).
-Burgos.
-Área metropolitana de Barcelona.
-Adeje, Santa Cruz de Tenerife.
-Barcelona.
-Barbastro, Huesca.
-Lleida.
-Breña Baja, Santa Cruz de Tenerife.
-Industria en Burgos.
-Cómo enviar el currículum e inscribirse a estas ofertas de empleo

Si cuentas con el TIP, disponibilidad horaria y estás buscando un puesto de trabajo como vigilante de seguridad en Clece, estas ofertas de empleo son para ti. Dado la gran demanda de candidaturas que existen, te aconsejamos que dediques 5 minutos a la edición de tu CV. Para ello, intenta que sea un documento legible, con buena presentación y sobre todo que esté actualizado. Después de tener todos estos detalles en cuenta, puedes seguir estos sencillos pasos: Accede al portal de empleo de Clece.

Si aún no tienes la tarjeta de identificación de personal y no puedes trabajar como vigilante de seguridad en Clece, no te preocupes y visita otras ofertas de empleo. Además, si quieres buscar más oportunidades laborales en tu provincia, solo debes entrar a dicha sección y apuntarte a la vacante que mejor encaje con tu perfil laboral.

VALLADOLID: Detenido un individuo por un presunto delito de hurto de material ferroviario

•Fue sorprendido “in fraganti” por un vigilante de seguridad

•El varón se encontraba introduciendo cuatro ruedas de tren en una furgoneta

•El material sustraído, que asciende a 3.200€, fue recuperado y entregado a los responsables de las instalaciones

Agentes de la Policía Nacional han detenido, al mediodía del pasado día 09 de noviembre, a un varón de 46 años de edad y sin antecedentes policiales, por un presunto delito de Hurto de ruedas de ferrocarril. La patrulla policial, tras ser comisionada por la Sala CIMACC 091, acudió a las instalaciones de un taller en las afueras de esta capital, debido a que un vigilante de seguridad tenía retenido a un varón que trataba de apoderarse de material del recinto.

Los agentes actuantes, tras entrevistarse con el individuo, procedieron a su detención y a la intervención de los efectos sustraídos, siendo debidamente entregados a los responsables. Los objetos recuperados fueron valorados en 3.200€. El detenido fue puesto en libertad con cargos tras prestar declaración en las dependencias policiales de Parquesol. La detención fue realizada por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Valladolid.

Badalona sustituye agentes de la Guàrdia Urbana por vigilantes de seguridad privada

Un decreto de emergencia permite recuperar ocho agentes, cuatro patrullas de seguridad ciudadana, que hasta ahora realizaban labores de vigilancia en edificios municipales.

Una de las consecuencias de la huelga encubierta que mantienen desde hace cuatro días unos 70 agentes de la Guàrdia Urbana de Badalona que protestan por el impago de horas extraordinarias y la situación material del servicio policial, es la falta de patrullas de seguridad ciudadana por las calles de la ciudad. Para paliar este déficit, a parte de un refuerzo de nueve patrullas de Mossos d’Esquadra, el gobierno municipal ha aplicado un decreto de emergencia para sacar a la calle ocho agentes, que son cuatro patrullas, que habitualmente realizan servicio de vigilancia en edificios municipales.

El decreto permite contratar a una agencia de seguridad privada para realizar servicios de vigilancia las 24 horas del día en edificios municipales. Tres turnos de ocho horas para controlar el acceso al edificio del Banc Central, vigilancia sin arma, los días laborables de lunes a viernes. También tendrán a su cargo la vigilancia el control de accesos al edificio de la Casa de la Vila y el de las oficinas centrales en el edificio El Viver. La medida que aplica de urgencia el gobierno municipal responde a la negativa a lo que se considera un chantaje por parte de los agentes que desde hace tres días no van a trabajar por bajas laborales por indisposiciones varias. Por parte de los sindicatos, se mantienen las medidas de presión y aseguran que no se trata de una huelga encubierta, sino que cada agente ha demostrado su incapacidad temporal para mantener su puesto de trabajo.

En paralelo, el sindicato PSU convoca de nuevo una concentración en la plaza de la Vila a las cuatro de la tarde para reiterar sus protestas por la situación en la que se encuentra el cuerpo policial local en Badalona. Los agentes consideran que las deficiencias materiales y de personal se eternizan sin que se aviste una solución a corto plazo, por lo que exigen medidas urgentes.

El TSJ de Canarias avala el despido de un vigilante que hizo una 'peineta' a una cámara de seguridad

Considera probado que dedicó parte de su jornada laboral a inspeccionar las pertenencias de sus compañeros, y que el gesto hecho hacia la videograbación demostró una “absoluta falta de respeto” por ellos y la empresa.

La Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha avalado el despido de un vigilante de seguridad de Tenerife porque, entre otros motivos, hizo un gesto con la mano conocido como peineta cuando sabía que estaba siendo observado por una cámara de vigilancia. En primera instancia, el Juzgado de lo Social determinó que debía ser readmitido en idénticas condiciones, pero ahora el TSJC anula esa resolución y considera faltas muy graves las cometidas el 24 y 25 febrero de 2015, en cuanto que estima que el trabajador lesionó la confianza mutua que debe presidir una relación laboral y aprovechó que se encontraba solo en su lugar de trabajo para inspeccionar las pertenencias de sus compañeros.

Un hecho que la Sala opina que va en contra de la intimidad de esos trabajadores a lo que se suma que al parecer dedicó parte de su jornada laboral a descubrir lo que guardaban en sus mesas, intentando incluso acceder a una tablet para ver su contenido. El gesto de la peineta es interpretado por la Sala como “una absoluta falta de respeto hacia sus compañeros y a la empresa ”al conocer la existencia de una cámara y su ubicación“ y el TSJC considera que se está ante ”un quebranto manifiesto de la confianza“.

Según la sentencia, ese día cogió unos papeles de la mesa de directivos y los leyó detenidamente pese a saber que su contenido era reservado y confidencial, luego procedió a hacer la “peineta” frente a la cámara mientras daba vueltas por la oficina en una actitud que fue declarada como “burlona”. También se le reprocha el uso de un sello para lo que no estaba autorizado, que realizara diversas acciones con el fin de no ser captado por la cámara, que manoseara los equipos informáticos pese a que se le advirtió que no lo hiciera y que se llevara un objeto de la oficina.

El despido tuvo lugar un mes más tarde. El vigilante basó su defensa en que no se les había informado de la colocación de estas cámaras y que además estas permanecen escondidas. El TSJC da por probado que utilizó los objetos de forma descuidada y en el caso de los aparatos electrónicos se le acusa de intentar abrirlos para conocer su contenido. El fallo judicial refleja que el día 25 tras apagar la luz y la pantalla del ordenador se puso a dormir, lo que es interpretado como una falta de cumplimiento de sus obligaciones.

El centro de trabajo dispone de cámaras de vigilancia por motivos de seguridad, tal y como sabía el trabajador, no sólo de su existencia sino también de su ubicación y de hecho, el vigilante pertenece al comité de empresa y hacía años que venían denunciado la utilización de cámaras e incluso llegó a presentar varios recursos ante Inspección de Trabajo que no tuvieron resultado alguno. En primera instancia el Juzgado de lo Social declaró nulo el despido y obligó a la empresa a readmitirlo con idénticas condiciones, resolución que ahora anula el TSJC.

La Policía cree que el asalto a la presidenta del Grupo Eulen solo tenía como objetivo el robo de su coche

La presidenta declara ante la Policía que no había recibido ningún tipo de amenaza

La Policía Nacional sospecha que al asalto a la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, cerca de su chalé en Aravaca (Madrid) fue para robarle el vehículo Mercedes Benz AMG en el que viajaba y que conducía su escolta. El coche de la empresaria, que acababa de adquirir el pasado verano, fue bloqueado por dos turismos y de ellos se bajaron dos hombres armados y encapuchados que encañonaron a su automóvil. Todo ocurrió en la madrugada del pasado lunes con dos armas supuestamente simuladas. No contaban conque el conductor era un vigilante de seguridad, llamado Jesús, que salió del vehículo y efectuó varios disparos al aire para espantar a los supuestos ladrones.

Desde un principio, los agentes pensaron que se trataba de una tentativa de robo con violencia de vehículo por la reacción de los asaltantes, que en cuanto vieron que el escolta tenía una pistola y disparaba optaron por huir. Cree la Policía que, por la reacción de estos delincuentes al escapar a toda velocidad, no pudo ser obra de un grupo organizado que tratase de secuestrar o atacar a la empresaria, de 65 años, en las cercanías de su residencia en Aravaca.

Los asaltantes, siguiendo la suposición policial, empezaron a ir detrás del vehículo. Cuando el coche ya iba a poca velocidad por las calles del barrio de Valdemarín uno de los vehículos perseguidores aceleró y se puso delante, cortándole el paso, y el otro se colocó detrás. Jesús dio marcha atrás y fue en ese momento cuando golpeó la farola y el muro de una urbanización. Este método es habitual en los grupos que actúan de esta forma para robar coches de alta gama. En este caso, el Mercedes Benz de la empresaria es un automóvil premium que puede estar valorado en unos 200.000 euros.

Justo en el lugar donde sucedió el asalto hay una urbanización privada que dispone de cámaras de seguridad que enfocan a esa calle y que quizás sirvan para la investigación. Además, los agentes están revisando las cámaras de tráfico y de seguridad de la zona. Sanitarios del Samur-Protección Civil acudieron al sitio para atender a la presidenta de Eulen debido a que había sufrido un ataque de ansiedad, señalaron fuentes de Emergencias Madrid.

La empresaria víctima del robo declaró ayer en comisaría durante varias horas. Aseguró que no ha sufrido ningún tipo de amenazas y que no pudo ver los rasgos físicos de los ladrones debido a que iban encapuchados. La Policía cree que fue clave la reacción del vigilante de la presidenta que tras efectuar los tres disparos al aire provocó la estampida de los ladrones. Este vigilante es una persona de máxima confianza de María José y ya fue escolta de su padre, ya fallecido. Tiene 53 años y acompaña a todos los lugares a la empresaria. Trabaja en la sección de Seguridad de Eulen y es uno de los vigilantes más veteranos.

«Jesús es el verdadero héroe. Su reacción fue proporcional y de defensa al ver que corría peligro la vida de María José», señalaron fuentes del entorno de la propietaria del Grupo Eulen. Además, indicaron que es la primera vez que María José sufre un incidente o intento de robo en su vida.
La empresaria víctima de este asalto es hija del fundador de la bodega Vega Sicilia, David Álvarez, así como accionista minoritaria de El Enebro, sociedad que actualmente es titular de la mayoría de las acciones de la empresa vinícola. A finales de octubre, el Tribunal Supremo (TS) dictaminó a favor de un recurso de casación presentado precisamente por María José, un hermano suyo y su padre (fallecido durante la tramitación del pleito) por un litigio familiar respecto a Bodegas Vega Sicilia.

En concreto, el Supremo falló contra la junta de accionistas de Vega Sicilia en 2013 por considerar que sus decisiones constituían un abuso de derecho contra el fundador porque los socios conseguían que El Enebro dejara de controlar la bodega. La presidenta de Eulen se situó del lado del fundador, mientras que en la junta de accionistas y del lado contrario estaban otros cinco hijos de David Álvarez.