Noticias Destacadas SPV Sevilla


3 de julio de 2015

BARCELONA: Audiencia niega que agredir vigilantes del metro sea atentado a la autoridad

(EFE).- La Audiencia de Barcelona ha absuelto de un delito de atentado a un hombre que agredió a una vigilante del metro de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), al considerar que ese tipo de personal no puede ser considerado autoridad pese a ejercer funciones de seguridad.

En una sentencia, la sección octava de la Audiencia de Barcelona ha estimado el recurso presentado por la defensa de Salvador G.M., que fue condenado a nueve meses de cárcel por un delito de atentado a la autoridad y otro de lesiones por agredir en junio de 2012 a una empleada de TMB que ejercía funciones de vigilancia en la estación Torres i Bages del metro de Barcelona. La sentencia admite que, pese a que la víctima "iba debidamente uniformada y tenía encomendadas funciones de inspección y vigilancia" no puede tener la consideración de agente de la autoridad en el sentido que establece el Código Penal para regular el delito de atentado.

El tribunal recuerda que otras secciones de la Audiencia de Barcelona han denegado que los funcionarios de TMB, aun ejerciendo funciones de vigilancia y seguridad de sus instalaciones y servicios, puedan "reunir la categoría subjetiva de agentes de la autoridad". En opinión de la sala, la ley de 2011 que equipara el personal de los ferrocarriles con los agentes de la autoridad lo hace solo "en el sentido objetivo de policía administrativa, pero no en el subjetivo de actuación policial". Por ese motivo, la sala condena solo al procesado -al que se aplica la eximente incompleta de drogadicción por su adicción a los estupefacientes- por un delito de lesiones y una falta de daños, por lo que rebaja su pena a tres meses de cárcel

FUENTE: lavanguardia.com AQUÍ

ALMERÍA: Cárcel por amenaza a un vigilante de Torrecárdenas y por agredir a un policía

El individuo tiene antecedentes por hechos similares. Fue al urgencias con su mujer, quien también tuvo que ser reprendida por actitud

El Juzgado de lo Penal 1 de Almería ha condenado a cuatro meses y 15 días de prisión a un vecino de Almería que amenazó a dos guardias de seguridad del Complejo Hospitalario Torrecárdenas al que había acudido para ser atendido al percatarse de que ellos habían dado aviso a la Policía Nacional debido al comportamiento que estaba teniendo su esposa en el Área de Urgencias. 

Dos días después, insultó y lanzó un puñetazo a un agente de la Policía Nacional en las dependencias de la Comisaría, a las que acudió, en estado de embriaguez, porque habían detenido a su mujer y se encontraba privada de libertad en los calabozos. Entró, "desafiante y con violencia", al grito de: "cobarde, maricón, cabrón inútil, que me detengas" y, a continuación, lanzó un puñetazo que esquivó el funcionario. 

La sentencia considera a A.F.G., de 48 años, autor de dos faltas de amenazas por lo que le impone sendas multas de 20 días a razón de tres euros al día, y de un delito de atentado ya que "acometió al agente para así lanzarle un puñetazo cuando este intentaba calmarlo", por el que le condena a cuatro meses y 15 días de prisión.

SAN SEBASTIAN: Detenida por pegar un puñetazo a un celador y morder a un vigilante en el hospital universitario

La agresión comenzó porque no le permitían empujar la camilla en la que estaba su pareja. Una mujer de 28 años fue detenida ayer por la tarde en San Sebastián por pegar un puñetazo en la cara a un celador, que necesitó dos puntos de sutura, y morder en el antebrazo a un vigilante de seguridad porque no le permitían empujar la camilla en la que se encontraba su pareja.

Según el Departamento de Seguridad, pasadas las seis y media de la tarde la Ertzaintza recibió una llamada del Hospital Universitario de Donostia, donde tenían retenida a una mujer que había agredido a un celador y a un vigilante de seguridad. Según el personal de seguridad, una mujer había llegado con su pareja a la recepción de urgencias, ya que él presentaba algún problema de salud. A la hora de introducirlo en el área médica, en una camilla, la mujer se empeñó en hacerlo ella misma. El celador le indicó que no era posible, ya que no lo permite la normativa del centro hospitalario. La mujer, sin embargo, sin atender a razones se puso agresiva y, en un momento dado, propinó un puñetazo en la cara al celador, lo que le provocó una herida abierta sobre la ceja izquierda que, posteriormente, requirió la aplicación de dos puntos de sutura.

Un vigilante de seguridad intervino para intentar contener a la agresora. El resultado era que la mujer también le propinó unmordisco en el antebrazo, por el que también tuvo que recibir atención médica con posterioridad. A pesar de ello, el vigilante consiguió reducir a la mujer, viéndose obligado a ponerle los grilletes para evitar sus acometidas. Tras identificar a la agresora como una mujer de 28 años de edad, los ertzainas la detuvieron bajo la acusación de un delito de atentado contra personal sanitario y otro de lesiones.

Los españoles necesitamos trabajar 182 días para pagar los impuestos


Pagamos el mismo porcentaje que Suecia o Finlandia, cuando el sueldo medio de estos países es un 70% superior

Los trabajadores españoles necesitan 182 días para cumplir con sus obligaciones tributarias en 2015. Es decir, hasta el 1 de julio los ingresos que genera cada ciudadano es el equivalente a la cantidad de impuestos que tendrían que pagar al Estado. A partir de esa fecha comienza a trabajar para sí mismo. Esto es lo que se conoce como Día de la Liberación Fiscal que en 2015 se adelanta dos días, según el estudio presentado por el ‘think tank’ Civismo.

Seis meses de trabajo íntegros para Montoro Un trabajador con un sueldo medio anual de 24.400 euros brutos destinaría 102 días a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social, 38 a pagar el IRPF, 25 el IVA, 11 a impuestos especiales y 5 a otros impuestos. Esto significa que dedicaría 182 días de su empleo (15.775 euros) a pagar a la administración. Y eso que en 2015 el Día de la Liberación Fiscal se ha adelantado dos días gracias a la rebaja de IRPF contemplada en la reforma fiscal. Es la primera vez en los últimos cinco años que se produce una disminución de días.

Sin embargo, el tiempo que tendría que dedicar cada trabajador para pagar sus impuestos depende de su salario. Así, aquellos trabajadores con una retribución de 15.500 euros el Día de la Liberación Fiscal llegaría el 8 de junio, mientras que para aquellos que ganasen 40.000 euros lo harían el 7 de julio. Sin embargo, para las rentas más altas, aquellas con un sueldo bruto de 100.000 euros ven reducido su tiempo hasta el 1 de julio, es decir, el mismo tiempo que una renta media de 24.400 euros. Este comportamiento se explica porque las cotizaciones a la Seguridad Social tienen un límite máximo (ningún contribuyente puede cotizar más de 15.686 euros anuales a la Seguridad Social) que beneficia a los salarios más elevados.

El sistema fiscal ya no es progresivo El informe destaca que el tipo impositivo real que grava las rentas de los asalariados no llega a una progresividad de ocho puntos. Esto significa que un mileurista, alguien que gane 15.500 euros brutos anuales, soporta un tipo impositivo del 32,69%, un trabajador que gane 24.400 euros soportará una presión fiscal del 38,24% una de 40.000 euros ascenderá al 40,9%, mientras que un ciudadano con un sueldo de 100.000 euros apenas un 41,16%. “A partir de un determinado nivel de ingresos, el sistema fiscal español es regresivo. Pagan considerablemente más impuestos las rentas bajas y medias que las altas”, explica el estudio.

Impuestos suecos y salarios españoles Asimismo, el informe hace hincapié en que la fiscalidad española es de las más elevadas de Europa y la OCDE. Según el estudio, por cada 1.000 euros que cobran los españoles, se pagan 407 euros en impuestos. Esto significa un tipo impositivo del 40,4%, lo que supone cinco puntos más que la media de la OCDE (36%). Según el informe, un salario neto de 1.679 euros tiene un tipo impositivo real del 40,7%, un nivel similar al de Suecia (42,4%) o Finlandia (43,9%) aunque el sueldo medio de estos países es un 70% superior a la renta media en España. “En nuestro país hay una mayor economía sumergida porque a la emergida la asfixian con burocracia y la expolian a impuestos”, señaló el presidente de Civismo, Julio Pomés.

FUENTE: elplural.com AQUÍ

2 de julio de 2015

CÁDIZ: Los vigilantes de seguridad de la fábrica de Altadis exigen mantener sus puestos de trabajo

Cuando los terrenos se integren en el recinto fiscal será la Guardia Civil quien se encargue de esta labor

Nueve vigilantes y dos jardineros de la fábrica de Altadis han pasado las dos últimas noches apostados en la factoría después de que Zona Franca y su empresa no hayan llegado a un acuerdo de renovación del contrato de seguridad. El Consorcio se ha hecho con la titularidad de los terrenos de la tabaquera y ya ha solicitado a Aduanas del Estado su inclusión en los terrenos del recinto fiscal, aunque hasta que esto no ocurra la Guardia Civil no se encargará de controlar unas instalaciones que ahora, tras acabar su contrato, "se encuentran sin vigilancia", dicen los trabajadores. 

Rafael Ortiz, uno de los afectados y que está haciendo las veces de portavoz, comentaba ayer a este diario que la empresa Omega Seguridad, afincada en Sevilla, les había reclamado una bajada de sueldo después de conocer el nuevo pliego de condiciones impuesto por Zona Franca. "No podemos aceptar pasar de cobrar 1.000 euros a 750, así que lo que hemos decidido es iniciar una serie de movilizaciones para defender nuestros puestos de trabajo". 

En la noche del martes, la primera que estas 11 personas pasaron en la fábrica, se procedió al traspaso de las llaves de la factoría. "Llegaron dos inspectores de Omega y a las doce de la noche, una vez cumplida la fecha en que finalizaba el servicio, se hizo entrega a tres personas de la Zona Franca de todas las llaves. A partir de ese momento nosotros ya no tenemos ninguna responsabilidad, de hecho estamos vestidos con ropa de calle. Es decir, que la fábrica está sin vigilancia, porque hasta que los terrenos no se incluyan en el recinto fiscal la Guardia Civil no va a patrullar por las instalaciones como hacíamos nosotros, controlando pantallas, pilotos antincendios y todo el control perimetral". 

Anoche los trabajadores mantuvieron una asamblea en la que tenían previsto aprobar que pasarían la noche fuera de la cabina de vigilancia, "para que nadie pueda achacarnos que estamos dentro de la fábrica, pero dejando claro que estamos dispuestos a defender nuestros puestos de trabajo porque algunos llevamos aquí décadas". Los trabajadores aseguran que tanto el delegado, Jorge Ramos, como Teófila Martínez, les aseguraron en su día que iban a velar porque no perdieran sus trabajos.

CÁDIZ: La otra cara de los antiguos terrenos de Altadis




Puede que a los terrenos de Altadis se les siga llamando así, pero ya no son de la tabaquera. La Zona Franca solicitó esta semana oficialmente a Aduanas la inclusión de dicho suelo en su Recinto Fiscal. Sin embargo, allí quedan 11 trabajadores que llevan más de 20 años (el que menos) prestando servicio a Altadis que ahora se enfrentan a un incierto futuro. Se trata en concreto de los dos empleados de limpieza y jardinería de la empresa Aracas y los nueve vigilantes de Omega que velan a diario por la seguridad de los terrenos anteriormente ocupados por la empresa tabaquera.

En la tarde del martes los 11 trabajadores supieron un poco más sobre su situación. La empresa de seguridad pagaría ahora 10.000 euros al mes durante los próximos tres meses por los nueve vigilantes. Según los trabajadores, esa cantidad daría para mantener a cinco empleados al 100 por 100 o, de incluirlos a todos, habría un recorte salarial. Los trabajadores no están por la labor porque pasarían de ganar 1.100 euros, a poco más de 600 “y con eso no podemos vivir”, aseguraba el delegado sindical, Emilio Moguel. La empresa no les comunicó nada. “En ningún momento se nos había avisado de esto. Ayer [por el martes] vino una persona de mantenimiento pidiéndonos las llaves y por la noche dos inspectores para cerrar.

Decidimos encerranos y aquí vamos a seguir hasta que se nos dé una solución”, explicaba Moguel. Los trabajadores tenían la esperanza de que cuando Zona Franca comprase los terrenos “se harían cargo de nosotros haciendos un contrato temporal hasta que las empresas se instalasen aquí y ya fueran ellas las que nos contratasen”. El caso de los dos trabajadores de limpieza y jardinería es distinto. Uno de los afectados es Sergio Gaviño. Cuenta que la empresa Aracas lo llamó el martes para comunicarle que a partir de ayer tenía 15 días de vacaciones. “Me dijeron que se lo transmitiese a mi compañero, pero seguimos viniendo a trabajar porque no nos lo han notificado por escrito”. Afirman que ellos, por convenio, deberían quedar automáticamente subrogados por la subcontrata que esté a cargo del servicio. “Esta mañana [por ayer] hemos ido a Zona Franca y nos han dicho que van a intentar hablar con la empresa para la subrogación pero no saben cuánto va a tardar”.

Gaviño añadió que “si de aquí al 15 no se soluciona, nos despiden de manera objetiva por cierre de la fábrica, cuando la realidad es que esto ya estaba cerrado y lo que ha habido es un cambio de titular. Mi compañero y yo llevamos más de 20 años aquí”.

La empresa de seguridad murciana GRUPO SURESTE asume la gestión de la seguridad de los Archivos Nacionales


Tras 20 años de experiencia en el sector, la empresa afronta su expansión nacional, con unas cifras que alcanzan los 1.500 empleos directos y 30 millones de euros de facturación en 2015. 


Grupo Sureste gestionará, a partir de hoy, 1 de julio, y por espacio de dos años, el servicio de control de accesos, vigilancia y seguridad de los archivos que dependen de la Secretaría de Estado de Cultura del Gobierno de España. El contrato ha sido adjudicado por un importe de 3,2 millones de euros anuales e implica la contratación de 93 trabajadores. Entre estos archivos se encuentra el Histórico Nacional y el General de la Administración, en Madrid; el Archivo General de Indias, en Sevilla; el de la Corona de Aragón, en Barcelona; el General de Simancas y el de la Real Chancillería, en Valladolid; el Histórico de la Nobleza, en Toledo; y el Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca.

Durante el mes de junio, a su vez, este grupo empresarial, de capital netamente español, que acumula más de veinte años de experiencia en el sector de la seguridad privada, ha visto incrementados sus servicios con los correspondientes a la vigilancia en el complejo de Nuevos Ministerios y la Tesorería General de la Seguridad Social, en Madrid, así como en varias dependencias del ministerio de Empleo en Castilla y León.

En palabras del fundador y consejero delegado de la empresa, Raul Colucho, el crecimiento de la cartera de clientes en el sector público ha sido posible al haber comprobado que, “con carácter general”, los plazos de pago por parte de las administraciones se han ido normalizando. “Esto nos permite acometer nuevos servicios, sin renunciar por ello a nuestra política salarial, que defiende y aplica el convenio nacional del sector”.

La expansión de Grupo Sureste, cuya sede central sigue estando en la Región de Murcia, se ha apoyado en la apertura de delegaciones que cubren toda la geografía nacional. En cuanto a sus resultados económicos, la empresa ha pasado de los 18 millones de euros de facturación y 1.000 empleos directos, cifras con las que cerró el ejercicio 2014, a los más de 30 millones de euros que se facturarán en 2015, con un incremento del 50% del empleo, que ya alcanza los 1.500 trabajadores contratados.

SANTANDER: Detenido por hurto de material informático en un establecimiento comercial


Los empleados lo pusieron en conocimiento de un vigilante de seguridad, que consiguió retener a esta persona hasta la llegada de un vehículo policial de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre acusado de haber hurtado material informático, por valor de 420 euros, en un establecimiento comercial de El Alisal (Santander). La Policía Nacional informa en una nota de prensa de que el hombre, de 27 años, fue detenido en la tarde del pasado 30 de junio, como presunto autor de un delito de hurto.


Tenía varios antecedentes y fue puesto a disposición judicial. La Policía explica que la tarde del pasado martes, los empleados de un centro comercial se percataron de la actividad "sospechosa" de un hombre, que ante su presencia intentó esconder material informático al que previamente se cree que quitó la alarma de seguridad.

Los empleados lo pusieron en conocimiento de un vigilante de seguridad, que consiguió retener a esta persona hasta la llegada de un vehículo policial de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Los agentes practicaron su detención tras comprobar que el hombre había ocultado los efectos sustraídos en una estantería próxima a la salida del comercio. La Brigada de Policía Judicial investiga la posible autoría de hechos similares cometidos por este hombre en el mismo establecimiento comercial.

Los delitos leves en la reforma del código penal 2015