Noticias Destacadas SPV Sevilla


18 de enero de 2015

CASTELLÓN: Roba en un ‘súper’ y deja herido al vigilante de seguridad en la huída

Lo detienen y le quitan la navaja que encuentran en su ropa al cachearlo

El vigilante de seguridad de un supermercado de la avenida Benicàssim de Castellón resultó herido al intentar detener a un hombre, de 68 años y nacionalidad española, que había robado en la superficie. Al recriminarle la sustracción de varios objetos, el presunto agresor le golpeó. El acusado se escapó por la salida de emergencia, sin haber pagado diversos productos y comenzó a correr por el aparcamiento. El empleado le siguió a toda velocidad hasta que le dio alcance.

Entonces, el presunto autor del robo empezó a forcejear con él. Le arrancó la camisa y la placa que el trabajador del hipermercado lucía en el pecho. Le propinó varios golpes, lo dejó malherido y este tuvo que ser atendido por sus heridas en el Hospital General, según ha podido saber este rotativo de fuentes solventes. La Policía Nacional lo detuvo como presunto autor de un robo con violencia y, al cachearlo, halló en su ropa una navaja. Por ello le impuso también una sanción, de acuerdo con la ley de seguridad ciudadana vigente.

Cabe destacar que el arrestado es un viejo conocido de los agentes, con numerosos antecedentes policiales, y ha quedado en libertad con cargos. Aunque el valor de lo sustraído no era elevado, los hechos pasan a constituir un delito debido a su agresión sobre el guardia del hipermercado.

17 de enero de 2015

Así se vigila la Mezquita-Catedral


Policía y Cabildo velan por la seguridad de la Mezquita-Catedral con patrullas de agentes constantes y videocámaras


El incidente que el pasado jueves desató las alarmas en la Mezquita-Catedral, que fue desalojada por orden del Cuerpo Nacional de Policía ante la presencia de un vehículo sospechoso que estaba mal aparcado, ha vuelto a fijar la atención en las medidas de seguridad, tanto propias como externas, con que cuenta el monumento más importante de la ciudad. Más aún en el clima de psicosis desatado tras el atentado yihadista de París, que ha obligado a elevar al nivel tres de intensidad baja la alerta antiterrorista en Córdoba.

De puertas hacia dentro, el edificio cuenta con una docena de vigilantes de seguridad privados -seis de ellos, además, desempeñan otro tipo de funciones, tales como la recogida de tickets-, según informó ayer a este periódico el Cabildo. Además, «está en vigor el protocolo de seguridad y el plan de emergencia, que se actualizó el pasado mes de noviembre tras la reapertura de la torre de la Catedral», informaron desde el Obispado. Además, el número de videocámaras se reforzó poco después del incidente acaecido el 31 de marzo de 2010, cuando un grupo de turistas musulmanes se enfrentaron con los vigilantes del templo por el intento de 118 de ese credo de practicar el rezo en la iglesia, algo que está prohibido. «Esta intervención ha permitido controlar todos los rincones del monumento», señalaron las mismas fuentes. Entonces, se abordó la posibilidad de instalar arcos de seguridad en los accesos, si bien el Cabildo, tras realizar una prueba, desistió «puesto que se formaban unas colas inmensas», indicó, por lo que su apuesta está en los vigilantes y las videocámaras.

Por su parte, el entorno del monumento también se encuentra custodiado de forma «prácticamente permanente» por parte delCuerpo Nacional de Policía. Aunque no hay un número determinado de agentes consignados a esta zona, desde la Comisaría Provincial apuntaron que «la zona suele estar patrullada por efectivos de los Grupos de Atención al Ciudadano (los denominados ‘zetas’) que se ven reforzados por unidades de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y por los GOR (Grupos Operativos de Respuesta de los distritos, que pueden ir camuflados o de uniforme) cuando es necesario». La presencia de agentes motorizados también suele ser constante en este enclave. Los sindicatos policiales van más allá y aseveran que «siempre estamos allí», incluso «en el interior de la Mezquita-Catedral», aunque «no se vean», manifestaron desde la Confederación Española de Policía.

Desde el punto de vista de este colectivo, «lo que sucedió el jueves demuestra la capacidad de reacción de la Policía, que estamos ahí pararesponder de forma inmediata». A esto ayuda la estratégica ubicación de la Comisaría del Distrito Oeste (Campo Madre de Dios), en la que se encuentra la sede de los efectivos de UPR, entre otros. «Evidentemente, nos gustaría contar con más personal», pero con el número de agentes que actualmente prestan servicio, «podemos ofrecer una actuación diligente».

16 de enero de 2015

OVIEDO: Juzgan a un joven por agredir a un vigilante de seguridad de un centro de menores

El Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo acoge mañana la vista oral contra un joven que agredió en 2012 a un vigilante del Centro de Menores de Sograndio, cuando estaba interno en la institución, y para el que el fiscal va a solicitar una pena de un año de prisión.

Los hechos ocurrieron sobre las 12:15 horas del 24 de octubre de 2012, cuando el acusado, que ya había cumplido los 18 años, era conducido por vigilantes de seguridad de un piso a otro de la institución, ya que se le había puesto una sanción de aislamiento tras dar positivo en un test de consumo de tóxicos. El fiscal sostiene que, en el momento en que pasaban junto a la puerta del patio, el acusado empujó a los vigilantes y atravesó el mismo corriendo, en dirección a los talleres, aunque fue alcanzado en las escaleras de acceso, donde fue reducido y esposado.

En ese momento, el acusado pataleó y gritó para incitar a otros internos a que se rebelaran contra los vigilantes, y además empujó a uno de ellos por las escaleras. Tras ser reducido, aprovechó la intervención de otro interno para darle una patada en la cara al mismo vigilante, que estuvo de baja hasta enero de 2013. La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones y solicita que se condene al acusado a un año de prisión, así como al pago de una indemnización al vigilante de 2.340 euros.

14 de enero de 2015

Tras los atentados de Paris Interior despliega a la Unidad EspeciaI de Intervención de la Guardia Civil en Madrid

La Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil se despliega cada mañana en Madrid, como parte del dispositivo de seguridad que corresponde a la alerta terrorista decretada por Interior. La presencia de agentes de la unidad de intervención más selecta del Instituto armado es muy poco habitual en estas labores de prevención y seguridad.

Esta mañana Madrid ha amanecido con la presencia de varias patrullas de la unidad de intervención de élite de la Guardia Civil, la UEI, desplegada en diversos puntos estratégicos. La Unidad Especial de Intervención del Instituto Armado estaba presente en lugares como la Embajada de Estados Unidos o en cruces de paso de comitivas oficiales. Este despliegue forma parte de las medidas especiales de protección que Interior ha tomado tras los atentados de la semana pasada en París y la decisión de elevar a Nivel 3 Bajo la alerta antiterrorista en España. La UEI es la máxima expresión de la élite de la Guardia Ciivl en lo que a intervenciones policiales se refiere. Está especializada en asaltos antiterroristas a aviones secuestrados, lugares públicos con rehenes y operaciones de la máxima precisión operativa. Son, en resumen, el equivalente a los GEO del Cuerpo Nacional de Policía. Su base operativa está en Valdemoro, a pocos kilómetros al sur de la capital.

Hoy sus vehículos Patrol GR blindados y sus característicos monos negros de intervención se han visto por Madrid. Los agentes se ha presentado con chalecos antibalas y el armamento largo habitual, como parte del refuerzo que el Ministerio del Interior ha previsto para Madrid, que la semana pasada se vio sacudida por varias amenazas de bomba. No obstante, es inhabitual ver a un grupo tan especializado y escaso en efectivos realizar este tipo de labores preventivas. Fuentes de la Guardia Civil estiman que la UEI puede estar formada por cerca de un centenar de agentes, si bien su numero exacto se mantiene en reserva por motivos de seguridad.

Otras fuetes del Instituto armado aseguran que la presencia de la UEI es testimonial y puntual, ya que estas se han encargado fundamentalmente a un Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) también basado en Valdemoro, precisamente el que mandaba el coronel Tejero (hijo del teniente coronel golpista) y doinde se celebró la famosa paella de homenaje al 23-F. Se da la circunstancia de que antes de Navidad se trasladó a una sección de los GEO (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía a Madrid desde su base en Guadalajara y fueron también empleados en labores de seguridad ciudadana, según recogió elconfidencialdigital.com. Pocas semanas después el mundo quedó conmocionado por los crueles asesinatos yihadistas de París.

España incrementó su nivel de alerta antiterrorista a 2 alto en septiembre por las tensiones yihadistas en Siria e Irak. Ha sido tras los atentados de París cuando se ha vuelto a subir, esta vez a Nivel 3 bajo, es decir, “muy probable atentado terrorista”. Desde ese momento el nivel de alerta y presencia policial se ha incrementado notablemente en Madrid. Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, popularmente llamados “antidisturbios”) con armas largas custodian puntos estratégicos de la ciudad. Los que están en edificios públicos además han sido dotados con chalecos antibalas. Así mismo en las instalaciones militares el nivel de alerta el Alpha 2 plus, es decir, que los militares han de incrementar sus medidas personales de seguridad y los uniformados de guardia llevan también chalecos antibalas en su dotación personal.

La presencia de la UEI se está limitando a las primeras horas de la mañana, que es el momento de mayor riesgo de atentado. En lugares como la Embajada de Estados Unidos hay hasta cuatro niveles de seguridad. A los agentes de la guardia civil habituales se unen los de seguridad privada (de la empresa Segur Ibérica), además de un furgón y un VAMTAC blindado de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía. Desde esta semana, también están los monos negros y boinas verde muy oscuro (conforme a la tradición de las operaciones especiales) de la UEI de la Guardia Civil, la élite de la élite. Fuentes policiales aseguran a este diario que la labor disuasoria de este tipo de presencia policial con armas largas es muy importante, “al igual que están haciendo los franceses con la presencia de militares en zonas céntricas de París e instalaciones críticas”.

FUENTE: estrelladigital.es AQUÍ

13 de enero de 2015

La justicia declara nula la sanción impuesta por SEGURISA al compañero Juan Francisco Vázquez Reyes


Damos publicidad del pleito ganado por la asesoría jurídica de SPV para nuestro compañero Juan Francisco Vázquez Reyes, afiliado a SPV y miembro del Comité de Empresa de la empresa SEGURISA, por la sanción impuesta de un mes un día por la citada empresa, cuando prestada servicio en las instalaciones de Renfe en septiembre de 2012.

La Magistrado Juez del Juzgado de lo Social Nº 10 de Sevilla, ha declarado nula y ha dejado sin efecto la sanción aplicada al trabajador, condenando a la mercantil Servicios Integrales de Seguridad S.A (SEGURISA) al abono de los salarios dejados de percibir en cumplimiento de la sanción, sentencia que es firme y contra la que no cabe interponer recurso de suplicación.

La empresa le imputaba al trabajador una falta de incumplimiento de los procedimientos en la realización del turno de noche en el servicio Renfe San Pablo, durante el cual se realizó un grafiti en dichas instalaciones, motivo por el cual fue separado del servicio. En la vista del juicio quedaron probados que los cargos imputados al trabajador no eran ciertos y ademas, SEGURISA no cumplió en tiempo y forma con la comunicación al Comité de Empresa del expediente abierto al trabajador, habida cuenta que el sancionado ostentaba el cargo de miembro de comité, vulnerando así lo dispuesto en el Estatuto de lo Trabajadores en lo referente a las garantías de los representantes de los trabajadores.

Nuestra enhorabuena al letrado de SPV Andrés Pérez Benitez por el trabajo realizado y al compañero Juan Francisco, que ha visto después de más de dos años de espera como la justicia le ha dado la razón en todos sus extremos, quedando claro que las acusaciones vertidas por SEGURISA contra su deber profesional eran infundadas y carentes de veracidad.

Accede a la sentencia 593/14 del Juzgado de lo Social Nº 10 de Sevilla AQUÍ

12 de enero de 2015

La Audiencia de Sevilla condena a 22 años a un rumano por el asesinato del vigilante asesinado en Marchena en 2009

La sentencia valora el ADN del acusado hallado en el pantalón de la víctima, tal como ordenó el Supremo. Los magistrados mantienen la absolución de un segundo procesado

La Audiencia de Sevilla ha condenado a 22 años de cárcel al ciudadano rumano Marius L. C. por el asesinato del vigilante de seguridad José Antonio Jiménez Ceferino durante un atraco para robar cobre perpetrado en una planta fotovoltaica de Marchena. El tribunal ha condenado al joven rumano tras valorar como prueba válida el hallazgo de su ADN en el pantalón de la víctima, tal y como ordenó el Tribunal Supremo, que en noviembre pasado revocó laabsolución de este acusado y de un segundo rumano, Adi D., y obligó a la Audiencia de Sevilla a dictar una nueva sentencia valorando esta prueba. 

La Sección Cuarta de la Audiencia, en la nueva sentencia dictada ahora, condena a Marius L. C. a 17 años de cárcel por un delito de asesinato y a otros cinco años por robo, y mantiene la absolución de Adi D. Para la imposición de la condena, los jueces han apreciado tanto la"especial brutalidad y vesanía de la agresión mortal" como el hecho de que no se ha podido discernir cuál fue la "exacta aportación material" del condenado al resultado mortal. El Tribunal también fija en 160.992 euros la indemnización para los padres de la víctima y en 21.448,83 euros para la empresa por el cobre sustraído. 

Los dos extranjeros, que pasaron tres años en prisión provisional y que se enfrentaban a una condena de 28 años, fueron absueltos después de que la Audiencia anulara la prueba de ADN, planteada por la abogada Esperanza Lozano, que representa a los acusados, al entender que la ilicitud de la misma deriva de la "ausencia de consentimiento" de uno de los acusados, Marius L. C., y de la omisión de la necesaria asistencia letrada y del intérprete para la prestación del consentimiento en el caso de Adi D. 

La nueva sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado José Manuel de Paúl Velasco, recoge como hechos probados que la agresión al vigilante que provocó 40 días después su muerte tuvo lugar en la madrugada del 25 de noviembre de 2009 y fue obra de un grupo de personas que, en un número "indeterminado" pero entre las que se encontraba Marius L. C., consiguió entrar en la planta fotovoltaica. Los asaltantes sorprendieron al vigilante, al que uno de los individuos llegó a clavarle en un ojo un instrumento punzante "con tal fuerza que la punta fracturó la base del cráneo y penetró en el tejido encefálico". 

Unas ocho horas antes de esta brutal agresión se había producido otro robo en las instalaciones, y poco antes el acusado Adi D. adquirió en una ferretería de Marchena una tijera cortarramas, una sierra, unas herramientas que le fueron incautadas sobre las once de la noche de ese mismo día cuando circulaba en una furgoneta interceptada por la Guardia Civil en una zona próxima a las instalaciones donde se cometió el crimen. Aunque la Sección Cuarta absolvió en su día a ambos acusados, en la nueva sentencia se ha valorado la prueba genética referida a ambos acusados, "tal como viene ordenado y eludiendo cualquier tentación de eludirlo con el efugio de un improcedente distinguishing", precisan los magistrados.  De esta forma, la Audiencia considera ahora culpable de los delitos de asesinato y robo a Marius L. C. al estimar que la prueba "fundamental e irrefutable" de su participación en el asalto a la central fotovoltaica procede del hallazgo del material biológico en el pantalón que llevaba puesto la víctima y que coincide con el perfil genético de este acusado, y señala que la misma guarda relación con la comisión del delito. 

Los jueces señalan que la ausencia de testigos, la falta de identificación de otros partícipes y la negativa a declarar de ambos acusados determinan que en esta ocasión la prueba genética sea, no ya la principal, sino "la única que acredita la participación" de Marius L. C. en los graves hechos. enjuiciados. Esta prueba genética se ve además reforzada, "como indicio complementario de su culpabilidad, por la propia negativa del acusado a declarar, renunciando así a una posible versión exculpatoria que pudiese dar una explicación alternativa más o menos inocua a la aparición de su huella genética en la ropa que vestía el fallecido".  La Audiencia recuerda en este sentido la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso John Murray (de 8 de febrero de 1996), que señala que el derecho a guardar silencio y el derecho a no contribuir a la propia incriminación "no pueden y no deberían impedir tener en cuenta el silencio del interesado".


El Supremo deliberó sobre la necesidad de asistencia letrada El caso de los dos rumanos absueltos inicialmente del crimen del vigilante motivó que se sometiera al Pleno del Tribunal Supremo la cuestión relativa a la necesidad o no de asistencia letrada del detenido en la prestación de consentimiento para la obtención de material biológico al efecto de determinar su ADN no codificante para la inclusión del mismo en el registro policial. El Pleno llegó a la conclusión, en el acuerdo del 24 de septiembre de 2014, de que la toma de muestras para la práctica de la prueba del ADN con el consentimiento del imputado necesita de la asistencia del letrado cuando el imputado se encuentre detenido. "Se trata de un requisito sine qua non de validez de la actuación, que no concurrió en este caso", señala la sentencia del Supremo, que añadió que la protesta de invalidez de la inclusión en el registro del ADN sólo es aceptable en fase de instrucción.

Publicado en BOE el Convenio Colectivo Estatal para Empresas de Seguridad Privada para el año 2015


Alternativa Sindical critica que interior excluya a la vigilancia privada de los protocolos del nivel 3 de alerta terrorista

En un comunicado, Alternativa Sindical de Trabajadores de la Seguridad Privada recuerda que los máximos responsables de Interior "se han vanagloriado" públicamente de que "la seguridad privada es y debe ser complemento de la seguridad pública", pero, sin embargo, "no han tenido en cuenta esta afirmación ante la activación del nivel 3 de alerta terrorista, excluyendo de los protocolos la participación directa de la seguridad privada".

Alternativa Sindical explica que en estas infraestructuras se deben extremar las medidas de seguridad y ahí los vigilantes de seguridad son "fundamentales", ya que están "debidamente preparados" porque cuentan con planes de formación específicos. Por eso ha lamentado "hasta dónde llega la incongruencia del Ministerio del Interior", ya que "hace tan solo unos meses el Gobierno aprobó la nueva Ley de Seguridad Privada, donde se atribuyen más competencias a los vigilantes de seguridad encuadrándolos con la importancia y relevancia que han de tener en el desempeño de sus funciones".

Alternativa Sindical considera que otro de los inconvenientes al garantizar la protección de las infraestructuras críticas viene de la mano de los grandes clientes -las empresas-, que "la primera media que llevaron a cabo, escudándose en la crisis económica, fue recortar considerablemente el número de horas contratadas en seguridad", con el fin de abaratar costes y "sin importarles la seguridad de los bienes y personas"